CDMX: Políticos damnificados - Juan Manuel Asai | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Miércoles 27 de Septiembre, 2017
CDMX: Políticos damnificados | La Crónica de Hoy

CDMX: Políticos damnificados

Juan Manuel Asai

De manera paulatina pero inexorable, los rescatistas comienzan a salir del escenario público que de nueva cuenta será acaparado, ni modo, por los políticos. Los rescatistas que vinieron de otras latitudes ya están tomando los vuelos de regreso. Se van con nuestro agradecimiento pleno y los nacionales, entre ellos el personal militar, que ha tenido un desempeño loable, poco a poco regresa a los cuarteles.

Y ahí están de regreso los políticos a quienes el temblor sorprendió a punto de montarse en su caballo para emprender la carrera 2018. Una vez que baje la polvareda veremos si hubo cambios en el arrancadero y en las apuestas. Para los políticos de la Ciudad de México el temblor fue un golpe de lo más inoportuno. Varios quedaron expuestos en su verdadera dimensión, como la delegada en Tlalpan, Claudia Sheinbaum, que parecía hasta hace poco material de grandes ligas, pero que en realidad, a la hora de la verdad, se vio muy mediana, pasó de panzazo, y no despertó ningún tipo de entusiasmo. No tiene, o por lo menos no mostró, liderazgo para conducir a las masas chilangas hacia la reconstrucción de la ciudad. Transmite congoja, preocupación, como que está superada por las circunstancias de un colegio colapsado, el Enrique Rébsamen.

No digo que su candidatura se haya quedado en los escombros. Eso no. Al menos no todavía, pero lejos de consolidarse como la aspirante ideal que muchos imaginaban, se vio como una señora que quisiera dedicarse a otra cosa. Al delegado en Xochimilco, Avelino Méndez, le cobraron en San Gregorio cuentas añejas. La rivalidad entre perredistas y morenistas está en esa demarcación al rojo vivo. Avelino, aunque es delegado de todos, no oculta sus preferencias y se la pasado grillando, con un ojo puesto en el proceso de selección del candidato de Morena para la ciudad. No digo que correrlo a patadas sea correcto, pero fue un acto de justicia divina.

Ya veremos qué tan resentido es y si, agraviado, le hace la ley del hielo a los habitantes de una zona de la delegación Xochimilco que tiene años en el abandono. Para quienes ahí viven, los sucesivos gobiernos de partidos de izquierda, primero el PRD y ahora Morena, han sido una completa decepción. ¿Qué decir Miguel Ángel Mancera? Dicen los que saben que él calculaba para estas fechas estar dejando el Palacio del Ayuntamiento para dedicarse de tiempo completo a buscar la candidatura presencial. Pero la emergencia del sismo cambió todo. Si se va pronto parecerá una traición a los chilangos que ya lo han aguantado cinco años. Si se tarde en irse le comerán en mandado. La puesta en marcha del plan de reconstrucción puede ser su último acto, aunque a decir verdad ahora ya nada es seguro.

¿A qué se va? La candidatura presidencial del Frente Ciudadano está desde hacer rato en manos de Ricardo Anaya. La soltaría si el Frente logra fichar a una figura relevante, ciudadano, no para dársela a Mancera. Tal vez lo más prudente sería quedarse para consolidar una senaduría, porque podría quedarse viendo pasar a los candidatos mientras él regresa al próspero negocio familiar, ese de los bisquets. De Ricardo Monreal hay muy poco qué decir. Ha quedado claro que es un hombre dubitativo. Lo malo es que es un político, tiene que actuar de manera mucho más resuelta. Ninguno de ellos la librado acusaciones graves sobre corrupción, pues es claro que detrás de muchas de las desgracias hay una cadena de actos de corrupción.

jasaicamacho@yahoo.com

@soycamachojuan

Imprimir

Comentarios