Dinero para partidos políticos o damnificados: las prioridades son claras - Jesús Casillas Romero | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Miércoles 27 de Septiembre, 2017
Dinero para partidos políticos o damnificados: las prioridades son claras | La Crónica de Hoy

Dinero para partidos políticos o damnificados: las prioridades son claras

Jesús Casillas Romero

México está de luto en memoria de las familias afectadas y las personas fallecidas a causa de los fuertes sismos ocurridos en nuestro país los pasados días 7 y 19 de septiembre.
Un lamentable saldo de más de cuatrocientas muertes y centenares de lesionados, además de enormes daños materiales, que hacen más que urgente el apoyo a los damnificados y las tareas de reconstrucción.
Los recuentos preliminares informan que tan sólo en Oaxaca existen más de sesenta mil casas, edificios y escuelas dañadas, al grado que municipios enteros quedaron prácticamente destruidos. Morelos y Puebla, en sus conteos preliminares registraron más de 10 mil fincas afectadas por cada entidad, con un alto porcentaje que se considera como pérdida total.
En la Ciudad de México se han registrado más de 3,800 inmuebles dañados, también con un alto número de edificios colapsados y que deberán ser demolidos. A esto habría que sumar el recuento del resto de las entidades federativas lastimadas.
Es evidente que la reconstrucción de nuestro país costará miles de millones de pesos. Aquí es donde surge el llamado ciudadano para pedir que los recursos previstos para el financiamiento de partidos políticos y campañas electorales se destinen para el apoyo de damnificados.
En un principio, el Instituto Nacional Electoral (INE) anunció que la ley impedía a los partidos políticos dar un destino distinto a los recursos públicos, bajo el argumento de que eran otorgados para fines específicos.
Un argumento hiriente y evasivo que causó enorme decepción y enojo en nuestra sociedad.
El Partido Revolucionario Institucional (PRI) encontró rápidamente una solución legal, consistente en renunciar a las prerrogativas de financiamiento para que los recursos fuesen dispuestos sin necesidad de ejercer dichos recursos directamente y así, no incurrir en probables violaciones legales.
De esta manera, inmediatamente puso a disposición 258 millones de pesos para los damnificados y la reconstrucción, solicitando su destino de manera trasparente y apartidista.
Era sólo cuestión de voluntad para encontrar la ruta que lo permitiese y así lo demostró este instituto político.
El partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) propuso una reorientación de recursos por un porcentaje del 20%, luego la postura fue del 25, después del 50 y finalmente, ya ante la presión social, la “puja” de otros partidos políticos que finalmente se “convencieron”, llegó a una propuesta del 100%. Todos, desafortunadamente a través de la simulación, pues apelan a reformas legales aplicables hasta el año 2021, entre otras.
Es momento de ponderar necesidades y dar el mejor destino a los recursos públicos, que como tales, son dinero del pueblo y por ende, ni al grado de donación llegaría reorientarlos.
Una vez que el PRI ha dejado claro que solamente es cosa de voluntad, procedamos a concretarlo y que los recursos lleguen a las personas afectadas, independientemente de las reorientaciones que estaría proponiendo la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) en el paquete económico próximo a discutirse en Cámara de Diputados y los recursos del Fondo de Desastres Naturales (Fonden).
Es necesario encontrar soluciones y prescindir de la evasiva, del protagonismo, de la raja política y la simulación.
Hay prioridades y no hace falta pensarle mucho para concluir cual es la causa apremiante para nuestra nación: Apoyo a damnificados y reconstrucción.

Senador por Jalisco.

Imprimir

Comentarios