Cuando el lobo se viste de oveja… (O, en manos del mentiroso - Edgar Valero Berrospe | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 28 de Septiembre, 2017
Cuando el lobo se viste de oveja… (O, en manos del mentiroso | La Crónica de Hoy

Cuando el lobo se viste de oveja… (O, en manos del mentiroso

Edgar Valero Berrospe

Yo nunca me robo la información de nadie. Siempre le doy crédito a quien la genera. Y a veces la ratificamos con nuestro punto de vista, siempre que haya algo que agregar. Ayer el diario Reforma publicó en su sección de deportes “Cancha”, que su columnista José Ramón Fernández había declarado que la Federación Mexicana de Futbol se preparaba en lo oscurito para “cerrar” un nuevo convenio con Televisa (aclaro que el contrato es con Televisa únicamente) para la transmisión de los partidos de la Selección Nacional por un “x” número de ciclos mundialistas. Ojo, dije “ciclos mundialistas” no “Mundiales”, como de manera imprecisa señala el entrevistado.

La información que de entrada, insisto, es falsa en su fondo además de inexacta, señala a Televisa y Televisión Azteca como beneficiarios. El titular del contrato, y JRF debería saberlo, es Televisa, bueno, una de sus filiales, y esta a su vez sublicencia a Televisión Azteca a cambio de una contraprestación del 60% del valor nominal del contrato. Es decir, “yo soy el dueño de las canicas, y si quieres jugar, te toca pagar más de la mitad de lo que cuestan, “si quieres”, si no, pues no…”

Televisa no puede comprarle a la FMF los derechos de los Mundiales, porque la que los vende es la FIFA, y esos ya fueron vendidos a una subsidiaria de Televisa tiempo atrás. Así que lo que negoció ahora Televisa, es el contrato de los partidos de la Selección Nacional entre las fases finales de los Mundiales, incluyendo, desde luego los eliminatorios.

Esta figura fue potenciada por Alejandro Burillo cuando se firmó el contrato actual que expira tras el ciclo mundialista de Rusia 2018,  y que incluyó todos los partidos eliminatorios como local y amistosos de la Selección Mexicana en las rutas hacia de Corea-Japón 2002, Alemania 2006, Sudáfrica 2010 y Brasil 2014. La FMF se encargó a su vez de negociar con las televisoras de los países involucrados en las eliminatorias, para poder incluirlos en el paquete, que en su momento, fue modelo a seguir y se firmó durante el Mundial de Francia 98.

Decía el entrevistado que “en lo oscurito”, cuando la FMF es libre de negociar con quien se le de la gana sin tener que poner las cosas en una licitación como si se tratara de una empresa o dependencia gubernamental. Además, otra cosa que parece que el periodista en cuestión ignora, es que el contrato tiene una cláusula que dice al pie del cañón algo llamado “DERECHO DE PREFERENCIA”, y ¿qué es el derecho de preferencia?... Lo que dice el contrato palabras más, palabras menos:

DERECHO DE PREFERENCIA… La Federación Mexicana de Futbol concede en este acto a Televisa una opción preferente para contratar por él o los ciclos siguientes al vencimiento de este contrato, ajustando de común acuerdo el importe de la contraprestación y de los términos y condiciones del nuevo contrato, en el entendido de que para el caso de no existir acuerdo o respuesta dentro de los treinta días naturales siguientes por parte de Televisa del aviso que le hubiere dado, se deberá entender que Televisa no acepta la nueva propuesta y renuncia a su derecho de preferencia.

Igualmente en caso de no llegar en primera instancia a un acuerdo en la negociación, la Federación tendrá la opción de negociar con terceros los Derechos objeto del presente contrato, pero tendrá la obligación de notificar a Televisa dentro de los 30 (treinta) días naturales siguientes al momento en que la Federación haya recibido el ofrecimiento económico de algún tercero. Televisa tendrá el derecho de igualar dicha oferta y adjudicarse automáticamente los derechos de transmisión”, que, recordamos fue lo que sucedió exactamente en el caso del Guadalajara y su renovación con Televisa vía Televisa Deportes Networks (TDN).

Lo curioso de esta historia, es que JRF fue parte del clan, fue parte de los grupos que negociaban cuando fungía como Director de Eventos Deportivos de Televisión Azteca y estuvo inmiscuido en un penoso capítulo de manejo de “dadivas” a dirigentes de diferentes organizaciones para renegociar contratos, y que causó el despido casi masivo de un grupo de personas (que omito sus nombres por respeto, aunque los conozco) muy cercanas a él, incluso diría, demasiado cercanas, una de ellas para referencia, ya fallecida.

Pero como resulta que una empresa seria y respetable como ESPN le compró su discurso de honorable personaje, ahora quiere ponerse su traje de oveja y defender una causa en la que no tiene la menor autoridad moral para opinar. Es cierto que tiene un gran número de seguidores que “odian” todo lo que huela a Televisa, pero eso no lo convierte en dueño de la verdad, más cuando todos los que nos dedicamos a esto, conocemos la historia de primera mano y sabemos la clase de turbulencias que causó cuando estaba en la televisora del Ajusco.

Esta es la verdadera historia, que no le cuenten, lo que es una pena, es que el respetable Diario Reforma le preste espacio para mentir públicamente y hablar de un tema que cree que conoce, pero que por su dicho, se nota a leguas que en realidad no está enterado.

Yo no soy abogado de Televisa, ni me necesitan, y así fue, el día que no fui necesario para sus planes me dieron una patada como a todos los que han estado en esa posición, pero de que saben su negocio, un negocio que les enseñó Alejandro Burillo, eso no puede dudarlo nadie… Mañana le cuento más…

 

evalerob@aol.com

www.twitter.com/evalerob

edgarvalero.wordpress.com

youtube/evalerob

Imprimir

Comentarios