Recupera la UNAM control de centro de acopio y lo cierra | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube

Recupera la UNAM control de centro de acopio y lo cierra

La máxima casa de estudios distribuirá la ayuda humanitaria que permanece en sus instalaciones; recibe víveres en escuelas y facultades

La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) recuperó el control del Centro de Acopio del Estadio Olímpico y terminará de distribuir los víveres que aquedaron allí, sin embargo cierra sus puertas para nuevas aportaciones.

Una asamblea de estudiantes (en redes sociales los estudiantes llamaron a asistir a la misma) logró poner a los pseudoestudiantes o ultras en minoría y que perdieran la votación para decidir el destino del centro.

Hubo dos asambleas: una de dudosa legitimidad, en la que unos se otorgaban el control del lugar y exigían la salida de autoridades de la máxima casa de estudios. La otra fue exclusiva del alumnado; con credencial en mano decidieron que el lugar de recepción de víveres regresara a manos de las autoridades universitarias.

Todo esto se desató en dos frentes, el primero y tónica del alboroto fue la denuncia que hicieron algunos alumnos de la máxima casa de estudios, donde señalaban que autoridades de esta institución se estaban adjudicando despensas; no se comprobó.

Por la tarde del miércoles supuestos grupos de choque informaron a los jóvenes que se encontraba en el Estadio Olímpico sobre que se estaban desviando los víveres para distintas dependencias gubernamentales como el DIF.

Unas horas más tarde se convocó a una supuesta asamblea en la que había personas que no eran parte de la UNAM y muchos otros que  fueron identificados como habitantes del auditorio Justo Sierra, ahora llamado Che Guevara.

En la votación se dictaminó que quién se haría cargo del centro de acopio serían los estudiantes.

Llegada la noche y tras la votación ilegitima para un mayoría, las autoridades de la institución decidieron dejar el asunto en manos del alumnado y el sector sin matrícula de la Autónoma de México, hogar de los Pumas.

Hubo muchos inconformes y ante la negativa y la falta de organización, los alumnos volvieron a convocar una asamblea a la que solo tenían acceso los que contaban con credencial de la UNAM vigente. Al final de la votación se decidió regresar a las autoridades el control del centro de acopio.

Los Okupas que presuntamente habrían ido a meter la discordia entre los alumnos, según compañeros de éstos, salieron a brigadear a Oaxaca y Morelos. El Che estaba cerrado, con sólo cinco personas al interior. No había despensas como lo sugerían rumores. Al parecer todo estaba tranquilo en el Justo Sierra.

POSTURA. La mañana de ayer la Dirección General de Prevención y Protección Civil de la Secretaría de Atención a la Comunidad de la UNAM, recibió formalmente las instalaciones y contenido de manos de los alumnos voluntarios.

“La dependencia universitaria mantiene ya el resguardo y custodia de la ayuda humanitaria que aún permanece en el inmueble, la cual terminará de ser distribuida por la Universidad a los sitios que más lo necesiten.

“El centro de acopio cierra sus puertas a partir de hoy, aunque se continuará recibiendo ayuda en las distintas escuelas y facultades que activamente participan en brigadas de apoyo”, indicó la máxima casa de estudios en un comunicado.

Imprimir