Destapes. La conspiración de las circunstancias - Juan Manuel Asai | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 28 de Septiembre, 2017
Destapes. La conspiración de las circunstancias | La Crónica de Hoy

Destapes. La conspiración de las circunstancias

Juan Manuel Asai

En política cuenta la biografía, pero más la circunstancia.
La frase se atribuye al político guerrerense José Francisco Ruiz Massieu, ejecutado en el fatídico año 94. La frase se amolda al estado que guarda el quehacer político nacional a diez días del gran sismo del 19 de septiembre. Hoy que comienza a bajar la polvareda se percibe que las cosas cambiaron. Hay otras circunstancias que pueden conducir a decisiones políticas distintas. Si se habían tomado, sin anunciarse, decisiones sobre candidaturas a los cargos que estarán en disputa el año próximo, habrá que darles otra pensada a la luz de lo que viene con las tareas de reconstrucción en media docena de entidades federativas, incluida la Ciudad de México.
En los últimos días algunos aspirantes mostraron de manera cruda sus limitaciones. No están para puestos de mayor responsabilidad. Otros quedaron amarrados en sus actuales cargos por las tareas de reconstrucción. El sismo hizo patente la distancia que separa a los ciudadanos de la clase política. El mensaje que la gente mandó a las autoridades fue: si no ayudan, no estorben.  Por eso, porque hicieron diferencia al pie de los edificios colapsados, el personal militar, soldados y marinos, trabajaron hombro con hombro con los ciudadanos. Varios contingentes de militares fueron recibidos y despedidos con aplausos, mientras que delegados y gobernadores fueron repudiados sin medias tintas.
La ronda de destapes que se esperaba para finales del mes de septiembre, tendrá que aguardar por lo menos un mes más. Cualquier movimiento en estos días sería un destape desastroso porque se vería como una traición a la gente dolida. No sólo eso, hay que pensar que el trabajo de reconstrucción estará en el centro del debate, es un factor a considerar. Pongamos un ejemplo. Miguel Mancera quiere dejar tan rápido como sea posible la jefatura de Gobierno de la Ciudad de México para tratar de ser candidato presidencial. No podrá hacerlo de inmediato, sino dentro de cuatro o cinco semanas, cuando menos. Si Mancera ya había pensado en un sucesor, alguien que fuera jefe de Gobierno interino, hoy tendrá que pensar quién de sus cercanos podrá coordinador los trabajos de reconstrucción. Si se equivoca en su elección, el PRD podría colapsar en la ciudad.
También Claudia Sheinbaum y Ricardo Monreal tienen que medir muy bien los tiempos. La virtual candidata de Morena tiene en el colegio Rébsamen un problema que le puede hacer perder capital político. Claudia ha dado la impresión de querer deshacerse de un problema, no de solucionarlo, que se parece pero no es lo mismo. Cada vez más gente se pregunta si podrá con el paquete de la gran metrópoli, sin en una sola calle parece ahogarse. En el PRI todo parecía listo para lanzar a José Antonio Meade, secretario de Hacienda, pero ahora ese movimiento, el destape, es secundario. Lo importante ahora es conjuntar fuerzas para que el gobierno y el PRI salgan fortalecidos de este lance. Hay quien asegura que por primera vez en años, la aceptación del presidente Peña por parte de los ciudadanos va al alza.
De los partidos políticos sólo se puede decir que están enfrascados en una comedia de equivocaciones. Sólo falta que comiencen a tirarse pastelazos sobre los escombros. No entienden a la gente, y no entienden que no la entienden. Han puesto en marcha un debate disparatado sobre prerrogativas y plurinominales que alarma a los especialistas y los aleja, todavía más, de las personas.


jasaicamacho@yahoo.com
@soycamachojuan

Imprimir

Comentarios