“Volver al futuro” (O, Don Quijote y Sancho sí avanzaron)

Edgar Valero Berrospe

La televisión gratuita es para el pueblo. Eso es algo que tiene que quedar bien claro. Y la Selección Nacional es para el pueblo. Y como dijera la porra del Atlante: “Les cuadre o no les cuadre…” Y por ningún motivo, por ninguno, los partidos del Tri tendrán que estar en televisión de paga, aunque tenga cobertura nacional. Aunque baje de precio, aunque digan lo que digan.

Y todos los “llorones” que acusan a la Federación Mexicana de Futbol de haber “entregado en lo oscurito” los derechos de los partidos una vez más a Televisa, pasaron por alto el “pequeño detalle” de que todos los presuntos postores adicionales a la televisora de Chapultepec, son televisión de paga, y por ninguna razón se puede permitir que la Selección Nacional sea televisada y haya que pagar por vez sus partidos.

Yo creo que la función de la televisión de paga es otra. Es para entregar contenidos de “elite”, diferenciadores de lo que hay en la tele gratuita. La Champions, la NFL, la Fórmula Uno, Roland Garros, Wimbledon, qué se yo. Todos esos eventos cuyos derechos cuestan una fortuna y que están dirigidos a un sector específico y pudiente del teleauditorio. Aunque hay quienes no se han dado cuenta de eso.

A mí hasta me dio risa que los “prescindibles” comentaristas que pasaron su vida defendiendo la causa de Azteca y Televisa, fueron quienes tratando de quedar bien con sus jefes, salieron a decir que el “trato” había sido casi a hurtadillas. Cuando si algo hubo en esta renovación fue legalidad. Simplemente Televisa ejerció su derecho en la Cláusula de Preferencia y la FMF, que no tiene por qué licitar nada, porque es una Asociación Civil entre particulares, puede hacer con su bienes, tangibles o intangibles, lo que le dé la gana. Le parezca a o no a todos los que creyeron que estaban “desenmascarando” la “transa” del siglo.

Hubo una votación y en la votación la mayoría de los miembros con derecho a ejercer ese voto, decidieron que seguir con Televisa es lo que les convenía. Y nadie tiene derecho a opinar si está bien o no. O si las supuestas ofertas que desecharon eran mejores. Tal vez sean mejores para los interesados en quedar bien con sus patrones o para quienes no conocían el contrato. Pero 14 dueños de 18 dijeron que eso querían y los 4 que no estuvieron de acuerdo tuvieron que acatar lo que la mayoría decide.

Las notas sensacionalistas y críticas, de risa, de diarios capitalinos, de empresas de televisión y ex comentaristas de Azteca y Televisa, no causaron ningún impacto. Y las declaraciones del presidente de Santos, Alejandro Irarragorri, quien en entrevistas posteriores a que fuera anunciada la decisión, ratificaron lo que yo le dije en este espacio la semana pasada el jueves y el viernes. No iba a pasar nada. Televisa es mano y fue mano. Tenía un contrato y lo hizo valer. Azteca simplemente se suma a los beneficios, siempre y cuando siga pagando el 60% de la contraprestación que obtendrá la FMF.

El universo que ofrecía la televisión de paga, aún cuando se juntaran cadenas como FOX e ESPN, no podría nunca garantizar el acceso a la cantidad de gente que si en cambio da la transmisión de las dos televisoras más importantes de México. Pregúntele usted a la gente que vive, digamos, en Ixmiquilpan, allá atrás de los balnearios, ¿qué piensan de que no pueden ver los partidos del Pachuca?, ¿o los de Lobos? que si no tienen SKY sólo pueden imaginarse lo que pasa en su estadio.

Además, mucha gente en redes sociales opinaba que querían un cambio, criticaban todo y yo pregunto, como lo hice en mis redes el fin de semana. ¿Cambio?... ¿Cuál cambio?, sería más bien como “Volver al futuro”. Otra vez, José Ramón, Rafa Puente, Raúl Orvañanos, André Marín, y todos los que se han sumado, Gómez Junco, Santi Puente o mi querido amigo “La Sombra” Rubén Rodríguez. No digo que esté mal que ellos transmitan. Varios, no todos, lo hacen de manera extraordinaria. Pero, ¿eso es un cambio?.. Tener a los mismos que han narrado a la Selección durante los últimos 30 años no es un cambio de nada. Y decir esto, no me convierte ni en amargado ni en envidioso. Pero decir la verdad en México es un pecado capital.

Y aunque a mucha gente le duela, y aunque muchos comentaristas de pronto no les gusten, hay gente de un valor extraordinario como Francisco Javier, Jorgito Sánchez, “La Zorrita” Raúl Pérez o Raúl Sarmiento, con quien he tenido diferencias muy fuertes, pero siempre he reconocido que es un gran narrador;  que no me lleve bien con algunos de ellos, no me obliga a no aceptar que son magníficos narradores y comentaristas. Y además, las narraciones son una cuestión de gustos. Hay quien prefiere por mucho a Christian Martinolli y Luis García, y hay quienes no los aguantan ni un minuto.

Pero lo que ha sucedido, ha sido en un marco de legalidad absoluta. Si Alejandro Burillo brilló intensamente en la negociación primera hace 20 años y se “comió” a los interesados en el asunto, no está mal. Mister Burillo es un hombre de negocios y así ha quedado de manifiesto cuando 20 años después, sus propuestas comerciales, su visionaria forma de plantear el funcionamiento de sus muchas exitosas gestas empresariales, siguen marcando el paso como ha sucedido en este asunto.

Odio decir “se los dije”, pero “se los dije”, que no iba a pasar nada. Que aunque hubiera “niños héroes”  tratando de salvaguardar el orgullo nacional de la Selección, iba a seguir por el mismo camino. Lo único que a mí si me sorprendió, es que de los integrantes de la famosa Comisión de Comercialización, nadie hubiera visto el contrato al detalle, porque se enteraron de la Cláusula de Preferencia al último momento.

Me dijo un lector que a diferencia de la creencia popular, la frase, “Sancho, los perros ladran, señal de que avanzamos” nunca fue escrita por Miguel de Cervantes Saavedra… Bueno, pues a quien quiera que haya que atribuirle la autoría de ese dicho, aplica perfecto… “Don Quijote Televiso y su leal Sancho Azteca, avanzaron en medio de los ladridos de los perros…”

 

evalerob@aol.com

www.twitter.com/evalerob

edgarvalero.wordpress.com

youtube/evalerob

Imprimir

Comentarios