Deportes

Se hunde Pumas en la vergüenza

Cuando el pasado 13 de agosto, Pumas cayó ante Morelia dos goles a uno en Ciudad Universitaria ante el Morelia, lo que significaba su sexta derrota en sus últimos ocho partidos como local, la afición universitaria que se había presentado con mantas al Estadio Olímpico exigiendo la salida de Paco Palencia de la dirección técnica, no pensaron que las cosas podrían ser aún peores.

El director deportivo, Sergio Egea, brillante auxiliar técnico de Hugo Sánchez en el bicampeonato de la década pasada se hizo cargo del club, sólo para continuar con el pronunciado descenso en el que está encaminado el equipo universitario, pues sumando Liga y Copa, sólo pudo ganar un partido, empatar otro y agregó cinco derrotas más a los auriazules, cuatro en la Liga, dos más como locales.

En medio de la cantidad de decisiones inexplicables que ha tomado Rodrigo Ares de Parga en su calidad de Presidente (por dedazo) del Patronato Universitario, los resultados sólo han venido a reflejar cuan malas han sido estas, y que sólo contribuyeron a alargar una agonía que se extiende ya cinco años desde que Víctor Manuel Mahbub, quien llevó a los felinos a dos títulos de Liga, dejó de ser el mandamás del equipo representante de nuestra máxima casa de estudios.

Luego de haber vivido un proceso de alta ingeniería, en el que en seis años, Mahbub tomó al equipo en una de las crisis deportivas más importantes de la historia pues se encontraba inmerso en problemas de descenso ubicándose en la zona más baja de la porcentual, terminó llevándolo a ser una vez más referente del futbol nacional obteniendo dos títulos, debutando a 31 jóvenes de la cantera, dándole continuidad a brillantes jugadores como Héctor Moreno, Pablo Barrera y Efraín Juárez quienes incluso emigraron a Europa y lo más importante, alejó del infierno y la vergüenza a los universitarios y la posibilidad de dejar el máximo circuito.

Pero esa etapa de brillantez se ve hoy lejana. Pumas es un equipo perdedor que tiene a su tercer director técnico del torneo, pues a Palencia y Egea se suma ahora David Patiño quien habrá de concluir, eso parece, la temporada en el banquillo de los Pumas, tratando de evitar que la crisis sea aun mayor.

HERENCIA MALDITA. Cuando Jorge Borja Navarrete se hizo cargo de los Pumas por encargo del Rector José Narro por una decisión más política que deportiva, empezó el dispendio y el descontrol. Borja, más ocupado de atender sus asuntos en Pemex, delegó en Alberto García Aspe la responsabilidad de “armar” al equipo. Sólo que el armado no tenía nada que ver con el hecho de que estuviera identificado con la afición por sus años defendiendo los colores en la cancha.

El 16 de mayo de 2012, García Aspe inició el proceso que ha llevado a la decadencia a los Pumas. Entres sus primeras equivocaciones, estuvo el ponerse a comprar jugadores, extranjeros y veteranos, antes que tener a quien se haría cargo de dirigirlos, que terminó siendo, por recomendación del ex presidente del Patronato Arturo Elías Ayub, Joaquín del Olmo.

El jaibo mostró de inmediato su antipatía hacía jugadores como Luis García y Jaime Lozano que regresaba a la escuadra capitalina. Además, las filas se engrosaron con Emanuel Villa y Martín Romagnoli, los cuatro, en lo general, pasaron de ser “refuerzos de lujo” a jugadores de reserva, más aún cuando llegó Mario Carillo a reemplazar a Del Olmo, con la permanencia de Raúl Torres Servín como técnico interino en un juego.

Con cuatro veteranos de más de 30 años las cosas cambiaron. Peor fue enviar a Pumas Morelos (equipo al que desapareció tiempo después) a una docena de jugadores de los que dijo eran culpables de la crisis de resultados.

EL ingeniero Mahbub y su director deportivo, el doctor Mario Trejo apostaron por un equipo filial que permitiera el fogueo de la gran cantidad de jóvenes que surgían de la cantera. Sin embargo, lejos de ver el interés del club, tratando de salvar su pescuezo decidió quitar a Enrique López Zarza que era el técnico, puso primero a Raúl Servín y luego a Patiño y finalmente lo sacrificó para ese dinero emplearlo en “refuerzos” del primer equipo.

A la salida de Del Olmo en la sexta fecha, le sobrevino la llegada de Carrillo que fue un desastre deportivo y económico, pues cesarlo unas semanas después fue un tremendo golpe de dinero.

Entonces como hoy, el no haber elegido a tiempo al encargado del equipo, el decidir los refuerzos en el escritorio y no en los campos de entrenamiento provocó que la nómina más cara de los Pumas en muchos años, no pudiera ubicarse siquiera entre los 10 primeros de ese torneo de Apertura 2012. Antes de esa campaña, Pumas sólo había tenido tres directores técnicos en el Invierno del 2001 cuando Miguel mejía Barón, Hugo Hernández como interino y Hugo Sánchez en su primera etapa, se hicieron cargo del club.

Por cierto, habría que apuntar que en el Apertura 2012, por aparecer dos veces en calidad de interino, Antonio Torres Servín, en realidad se trataría de 4 técnicos en un solo torneo con Del Olmo y Carrillo.

LA LIGA DE LOS VETERANOS. A pesar de la benevolencia con la que podría tratarse a jugadores que prácticamente se entregaron de cuerpo y alma a los del Pedregal, el hecho de que jugadores como Alejandro Palacios en esos días de 31 años, Fernando Espinoza (29), Marco Palacios (31), Darío Verón (32), Jaime Lozano (32), Martin Romagnoli (34) y Emanuel Villa (30) mandó el promedio de edad, de ser uno de los más bajos de la Liga con Memo Vázquez Junior en el timón, a ser uno de los cuadros más viejos del circuito máximo de nuestro país.

En los seis años que precedieron a la desdichada época de Borja Navarrete, Mahbub ganó dos títulos, jugó otra final ante el Atlante y calificó siete veces a la liguilla, regresando a Ricardo Ferretti a dirigir al equipo y cuando el brasileño emigró tras hacerlos campeones en el Clausura 2011, la alternativa fue para su auxiliar técnico, Memo Vázquez quien volvió a coronar a los felinos en el Clausura 2011. Y después nada…

CONTRA LOS DATOS… Si revisamos el andar de los Pumas en los últimos 11 años, con 6 de presidencia de Mahbub, 4 de Borja Navarrete (con Antonio Sancho apoyándolo en una época) y 1 de Ares de Parga, estos últimos 5 podrían servir como guión de película de terror para los aficionados.

* En el Bicentenario 2010 Pumas impuso marca de menos goles recibidos en un torneo corto con sólo 10 anotaciones y pasó de ser uno de los peores equipos en la tabla de porcentajes hasta trepar incluso al quinto sitio de los equipos de la primera división.

* Al prometedor inicio de Paco Palencia en el banquillo la campaña pasada, cuando tras perder ante Chivas le siguieron tres victorias consecutivas, empezó el proceso de descomposición. Después de vencer a Cruz Azul, León y Necaxa, los universitarios sólo han ganado 4 de sus últimos 24 partidos.

* La escalofriante estadística nos indica que suman a partir de la fecha 5 del torneo anterior, 16 derrotas, 4 empates y 4 victorias.

* Esta racha está perfectamente identificada con la que experimentaron tras la salida de Hugo Sánchez del timón ya con Ferretti en el banquillo, en el que obtuvieron 3 triunfos en 19 partidos.

LA ERA ARES DE PARGA… Ha sido evidente que las equivocaciones en las contrataciones, la forma en que decidió dar de baja a 16 elementos entre ellos a dos de los más queridos jugadores universitarios como son Darío Verón y el Pikolín Palacios, y la forma de liderar a su equipo, han provocado esta crisis mayúscula.

La llegada de Jofre Guerrón y Mauro Formica no parece haber aportado nada, pues el primero ha salido como titular en dos de los siete partidos en los que ha alineado para un total de 285 minutos jugados, mientras el segundo inició 4 de los cinco partidos en los que ha acumulado 324 minutos jugados, habiendo otros 14 jugadores en la plantilla que han aportado más presencia en el terreno juego y ambos han puesto un servicio para gol cada uno.

A ellos se suma el pobre desempeño de Néstor Calderón y salvo Jesús Gallardo y Nicolás Castillo que ha hecho 13 de los 30 goles anotados en estas dos temporadas, es difícil hablar bien de alguno de los integrantes del plantel.

Esta temporada sólo Castillo ha podido anotar de entre los 5 delanteros del equipo, pues Gallardo, Calderón, Guerrón y Silva se han ido en blanco, lo que refleja su bajo estado anímico en la cancha.

No sólo la afición y los medios, incluso hasta un magistrado de la Suprema Corte de Justicia de la nación, han pedido la salida de Ares de Parga, quien presumiblemente podría dejar a la institución si las cosas no cambian este mes, en que aún le restan 4 partidos, 2 en casa, el pospuesto de la Fecha 10 ante León que se juega el día 17 y ante el superlíder Monterrey el día 22, además de visitar al Necaxa y al Puebla.

* En estas dos últimas campañas, Pumas sólo ha podido hace 30 goles en 28 partidos disputados pero han recibido 48. Los universitarios son la segunda peor ofensiva de estas dos últimas campañas con 6 goles más que el Puebla, pero en cambio son el equipo más goleado de la Liga MX con 48 anotaciones en contra, tres más que las que ha recibido el Querétaro.

* Desde la fecha 13 del torneo anterior, sólo han estado una jornada entre los 8 mejores de la Liga, y fue de manera esporádica en el sexto sitio de la jornada 1 de esta temporada.

* En la tabla de porcentajes pasaron del sexto sitio al undécimo. Pues de tener 148 puntos en 102 duelos, suman ahora 109 unidades en 79 encuentros que los ha bajado de 1.4509 a 1.3739

* En la Tabla General del 2017, los Pumas estarían ubicados en el sitio 16 de 17, excluyendo a Jaguares que descendió, pues sólo suman 25 puntos, uno más que el Puebla que tiene 24. Pero es de destacar que de los 8 equipos que los acompañaron en la parte baja de la tabla el torneo pasado, León, Cruz Azul, Necaxa, y hasta Veracruz, han logrado repuntar y sumar más que los del Pedregal.

* Pumas no puede estar orgulloso de compartir una estadística con las Chivas, que aunque terminaron siendo campeones la campaña anterior, han ganado igual que los capitalinos dos partidos de sus últimos 16. La diferencia es que el Rebaño suma 10 empates y 4 derrotas, contra 1 empate y 13 derrotas de los universitarios.

* Lo que alguna vez fue orgullo, Ciudad Universitaria, ya no significa nada, pues de los 14 últimos encuentros jugados como local, 7 fueron derrotas, 2 empates y apenas 5 victorias. Los Pumas perdieron en casa con dos de los peores equipos de la Liga, Puebla y Veracruz, pero lo que más les duele es haber caído ante el América y a considerar que se salvaron de otra humillación pues la goleada ante Cruz Azul fue de local, pero en el Corregidora de Querétaro.

Imprimir