Notable aumento de aspirantes presidenciales independientes

Miguel Ángel Rivera

Hasta ahora son muy pocos los casos conocidos de candidatos independientes que triunfan, apenas un gobernador, un diputado federal, otro local y un par de presidentes municipales. Sin embargo, cada día aumenta el número de aspirantes que pretenden ganar la presidencia de la República sin el respaldo de ningún partido político.

Hasta el momento, extraoficialmente, son una docena de aspirantes presidenciales que inician los trámites de registro para poder competir por el Ejecutivo Federal en forma independiente. Y, como dice el reclamo comercial, más los que se acumulen.

Algo debe tener de atractivo participar en esa contienda, pues los requisitos que se exigen a los candidatos independientes no son fáciles de cumplir, especialmente reunir casi 900 mil firmas para respaldar el registro ante el Instituto Nacional Electoral (INE). Si se hiciera una revisión rigurosa casi ningún partido político con registro oficial podría presentar una relación semejante de afiliados.

De acuerdo con datos de 2015, sólo el PRI y el PRD tenían un padrón con más de un millón de militantes registrados. El PRD informó al INE tener poco más de 2.5 millones de miembros, mientras que el PRI aseguró sumar poco más de cinco millones.

Al presentarse ante el INE para iniciar el procedimiento de registro como precandidato presidencial independiente, el senador Armando Ríos Piter destacó otra desventaja para quienes compiten sin el respaldo de un partido: el dinero. En caso se obtener su registro, entre todos los candidatos reconocidos se repartirá apenas la tercera parte del dinero que recibe un partido con nuevo registro y no podrán tener financiamiento privado por más del 50 por ciento del monto que reciban del INE.

Ríos Piter destacó esta desventaja luego de inscribirse como aspirante. Al mismo tiempo se anunció que el gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, también se registrará, confiado en que llegó a su actual cargo por la vía de candidato independiente. Otros mencionados son Pedro Ferriz de Con, Jorge Castañeda, Juan Ramón de la Fuente, Emilio Álvarez Icaza, Rodolfo Neri Vela y Gerardo Fernández Noroña.

 

La Cosecha

Con los principales partidos políticos divididos en lo interno y con un intenso enfrentamiento entre el gobernador Arturo Núñez Jiménez y el dirigente nacional de Morena, Andrés Manuel López Obrador, Tabasco es un hervidero político en donde también se presenta como posible solución a esta conflictiva situación integrar un frente con lo que resta de esos partidos. En tales condiciones aparece como precandidata con posibilidades de lograr la nominación de una coalición la ex diputada federal Ady García López, quien con una larga trayectoria en la política y en los medios de comunicación locales mantiene buenas relaciones en todos los sectores sociales.

Situación diferente prevalece en San Luis Potosí, donde al contrario de Tabasco no habrá cambio de gobernador en 2018. Por ello, el presidente municipal de la capital del estado, Ricardo Gallardo Juárez, se prepara para aprovechar otra de las novedades de nuestro sistema electoral: la reelección de presidentes municipales. Durante su reciente informe de labores, el alcalde potosino destacó la lucha contra la corrupción, al señalar que el dinero que antes paraba en cuentas personales hoy se invierte en obras. También destacó el impulso a la educación en todos sus niveles, mediante entrega de becas y útiles escolares, así como obras de rehabilitación de las escuelas.

riverapaz@prodigy.net

riparacangel@hotmail.com

Imprimir

Comentarios