Mundo

La NRA sorprende con tímido apoyo a control de armas tras masacre

La Asociación Nacional del Rifle reconoció que debe regularse dispositivo que aumenta rapidez de disparos y que fue usado por el terrorista de Las Vegas para cometer una carnicería. La Casa Blanca aplaude anuncio

La Asociación Nacional del Rifle (NRA por sus siglas en inglés), el grupo de presión más poderoso para impedir leyes para el control de armas en Estados Unidos, emitió ayer un comunicado inaudito, en el que, por primera vez, pide que se aumente la regulación de un dispositivo —conocido en inglés como “bump-stocks”— que permiten que las armas semiautomáticas puedan disparar 9 balas por segundo.

El anuncio llega tras conocerse que el terrorista de Las Vegas, Stephen Paddock, uso el dispositivo en su arsenal de armas semiautomáticas con las que en pocos minutos de tiroteo sobre las personas que asistían a un concierto en Las Vegas el domingo dejó un saldo de 59 muertos y más de 500 heridos.

Paddock modificó hasta 12 rifles semiautomáticos con dispositivos en las culatas para poder abrir fuego de manera completamente automática y disparar municiones contra la multitud a un ritmo más rápido.

“La NRA cree que los dispositivos diseñados para permitir que los rifles semiautomáticos funcionen como rifles completamente automáticos deberían quedar sujetos a regulaciones adicionales”, dijeron el presidente y el estratega jefe de la asociación, Wayne LaPierre y Chris Cox, respectivamente.

Apoyo de Trump. La portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, aseguró que el gobierno de Trump apoya que el Congreso abra un debate sobre si debe restringirse el uso de esos dispositivos.

“Le daríamos la bienvenida y queremos formar parte de la conversación”, afirmó Sanders en una conferencia de prensa.

Algunos republicanos tradicionalmente contrarios al control de armas, entre ellos el presidente de la Cámara de los Representantes, Paul Ryan, han justificado su inclinación a hablar sobre ese tema por la razón de que las armas automáticas están prohibidas en Estados Unidos, y esos mecanismos permiten simularlas. “Claramente, es algo que tenemos que revisar”, dijo Ryan, tras reconocer que “como muchos estadunidenses, hasta el tiroteo del domingo no sabía que existía ese tipo de dispositivos”.

Malia Obama en la mira.  Sobre las fechorías del asesino, que se suicidó en su habitación del hotel, el portal de noticias TMZ informó que Paddock reservó dos habitaciones en el Hotel Blackstone, con vistas a un parque en el corazón de Chicago, donde en agosto pasado se celebró el gran festival de música Lollapaluza. Por alguna razón que se desconoce, Paddock nunca llegó a ocupar las habitaciones que reservó durante los días que duró el festival y al que asistió Malia Obama, la hija mayor del ex presidente Barack Obama.

 

Imprimir