Lleva Tomás Casademunt su visión de México a Los Ángeles y Chicago | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Viernes 06 de Octubre, 2017

Lleva Tomás Casademunt su visión de México a Los Ángeles y Chicago

Muestra. Umbrales, conformada por 22 fotografías. “Es una exposición que emana de los 22 años que llevo viviendo en México y he fotografiado puertas dimensionales, tanto en mi trabajo de los cenotes como en La muerte en el altar y en el Maya Puuc, todas tienen en común la existencia de una dimensión espiritual muy fuerte”

Lleva Tomás Casademunt su visión de México a Los Ángeles y Chicago | La Crónica de Hoy

Los meses de octubre y noviembre serán de itinerancia para el fotógrafo Tomás Casademunt (Barcelona, 1967) ya que 22 de sus fotografías que conforman la exposición Umbrales, viajarán a las ciudades estadounidenses de Chicago y Los Ángeles para exhibir los últimos temas que ha plasmado en sus obras: cielos mayas, cenotes de Chichén Itzá, altares del Día de Muertos y construcciones en obra negra.

Umbrales es una exposición que armé cuando me invitaron a una galería en Trieste, Italia, y el mes pasado estuvo en la Gallery Talk de la UNAM campus San Antonio, Texas, entonces me di cuenta que en los 22 años que llevo viviendo en México he fotografiado puertas dimensionales, tanto en mi trabajo de los cenotes como en La muerte en el altar y en el Maya Puuc, todas tienen en común la existencia de una dimensión espiritual muy fuerte”, señala el artista que en 2019 expondrá en el Centro de la Imagen.

Aprovechando que su obra se difundiría en Estados Unidos, Casademunt llevó su serie La muerte en el altar, proyecto de 2001, con la cual registró los altares que familias mexicanas colocan por el día de muertos con la característca de que son ofrendas no contaminadas por el fenómeno turístico.

“Son fotografías de gran formato que han recorrido varios estados de la República y ahora la presentaré en Los Ángeles, en la galería del cementerio Forest Lawn. Eso sucederá en noviembre y con apoyo de Relaciones Exteriores mis imágenes viajarán a otros estados de la Unión Americana”, precisa el fotógrafo que trabaja de manera artesanal, es decir, construye sus propias cámaras y revela e imprime en un cuarto oscuro.

—¿Ya había expuesto su obra en Estados Unidos?

—Sí aunque con otras series como Son de Cuba y Fábrica de Santos, todos los años iba al FotoFest de Houston y ahí salieron varias exposiciones. Hace mucho tiempo que no exponía en Estados Unidos y es una buena oportunidad para mostrar series nuevas.

“También es la manera de abrir nuevos canales para encontrar financiamiento para mis libros, por ejemplo el libro de Teotihuacán sigue pendiente y próximamente empezará a trabajar Espectrografías con Arquine y RM. Creo que es un momento difícil en México y es oportuno pedir apoyo en Estados Unidos”, responde.

¿Hay una intención de mostrar lo mexicano en Umbrales?

—Los años que llevo en México me he conectado al país tan fuerte que todos los temas que hago son muy mexicanos, todos tiene esa espiritualidad que yo busco en mis trabajos, pero el trasfondo es mexicano, no es algo que he tenido que buscar, así es mi obra: netamente mexicana. No hay un oportunismo en eso.

Para Tomás Casademunt lo importante de una intinerancia no es completar un currículum, es sumar experiencias de vida y conocer a nuevas personas, tirar nuevamente los dados y seguir con la cadena de entusiasmo, es por ello, que actualmente trabaja en fotografiar Palenque bajo la lluvia.

“Para completar la representación de los sitios arqueológicos en México, quizá por falta de cordura, me atrevo a buscar esa representación bajo la lluvia. Estaré por tres años en Palenque, después quisiera abrirme a otros lugares, seguiré viviendo y trabajando en México, pero me gustaría ir a sitios arqueológicos en Irak o Egipto”, indica.

ESPECTROGRAFÍAS. A Tomás Casademunt la gusta trabajar con la incertidumbre a tal grado de inventar una técnica fotográfica que mostrará en 2019 en el Centro de la Imagen: espectrografía, que consiste en colocar una cámara en un mismo sitio capturando la imagen durante varias horas o años. El resultado es el registro de la transformación urbana en la Ciudad de México.

Con esa técnica, Casademunt ha fotografiado construcciones como la Torre Bancomer, el edificio Reforma 27, el CETRAM de Cuatro Caminos y  el Estadio de Toluca, por mencionar algunas.

“Lo primera cámara que puse (para hacer espectrografía) fue para capturar la transformación de Reforma 27 construido por Alberto Kalach, eso fue hace 12 años y muchos de los edificios que he elegido están en el Paseo de la Reforma, la avenida que ha sufrido más transformación. Las últimas que he puesto son dos cámaras en Santa Fe, en un edificio que estará frente al Tren Interurbano México-Toluca”, explica

El fotógrafo acepta que la espectrografía es algo muy incierto, no obstante desde hace más de una década ha ido puliendo su técnica, específicamente, el ajuste de exposición. “Voy sacando conclusiones de esta técnica, cómo se comportan en la sobreexposición las partes más claras y oscuras”. 

¿Le gusta jugar con la idea de incertidumbre?

—La incertidumbre es fascinante, tenemos la fantasía de que controlamos algo pero no es verdad ya lo vivimos con el pasado sismo del 19 de septiembre, tenemos la fantasía de que estamos bajo control, pero nos la pasamos improvisando y reaccionando ante los golpes, y así nos la llevamos. Somos muy vulnerables.

Imprimir