El acelerador del futuro - Gerardo Herrera Corral | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Martes 10 de Octubre, 2017
El acelerador del futuro | La Crónica de Hoy

El acelerador del futuro

Gerardo Herrera Corral

China se unió hace tiempo a la exclusiva lista de países que construyen las grandes máquinas del descubrimiento. Si estuviéramos en el año 1500  pensaríamos que se trata de barcos como los que llevaron a los europeos a descubrir nuevos continentes, pero en nuestro tiempo las grandes naves son aceleradores de partículas que permiten internarse en el mundo microscópico.

China propone construir un anillo de 55 kilómetros de circunferencia para acelerar protones que choquen a 100 TeV de energía. Para entender lo que esto significa sin entrar en una detallada explicación de la unidad de energía que usan los físicos (teraelectrovoltios), diremos que la máquina de este tipo más grande en funcionamiento es el Gran Colisionador de Hadrones que se encuentra en el CERN en Ginebra, Suiza, y que en ésta se producen choques a 14 TeV. Es decir que el nuevo acelerador incrementaría en 7 veces la energía de las colisiones que se estudian ahora.

China ya ha construido aceleradores de menor energía con anterioridad y ahora se propone el más grande de todos los tiempos. Si este proyecto se llega a realizar podría ser construido a 300 kilómetros de Beijing y quizás estaría  en posición de hacer experimentos entre  2028 y 2055.

Mientras tanto el CERN continúa con sus estudios para un nuevo acelerador. La  propuesta se llama FCC, que por sus siglas en ingles significa Future Circular Collider. Con un túnel de 100 km de perímetro el nuevo anillo subterráneo pasaría por debajo del lago Lemán y rodearía la montaña Saléve que es una formación geológica que antecede a los Alpes desde el norte. El FCC haría que el Gran Colisionador se vea como un pequeño círculo más en la cadena de aceleradores puestos al servicio del nuevo Colisionador.

La construcción, si el proyecto occidental prospera, empezaría en 2020 para entrar  en funcionamiento en 2035. Este también pretende hacer choques de protones a 100 TeV en el centro de masa pero considera la posibilidad de comenzar como un acelerador de electrones de menor energía para luego usar protones en una segunda etapa.

Para hacer posible al próximo acelerador  será necesario encontrar un nuevo material superconductor que pueda llevar a los imanes de la máquina a generar campos magnéticos más intensos. Esta tecnología no existe pero se está desarrollando.

La estimación del costo aún no se tiene, es parte de los estudios. Los expertos consideran que  podría ser del orden de los 10 mil millones de dólares. Este es un poco más que el costo del Gran Colisionador de Hadrones que alcanzó los 6 mil millones de dólares.

En México los investigadores del Departamento de Física del Centro de Investigaciones y de Estudios Avanzados que trabajan desde hace tiempo en el Centro Europeo de Investigaciones Nucleares ya forman parte de la propuesta occidental. El Cinvestav ha firmado un acuerdo que establece su participación en el Colisionador Circular del Futuro - FCC.

No sabemos si será en oriente o en occidente pero la máquina que nos permitirá viajar más lejos al interior de la materia ya está siendo dibujada.

 

* Investigador del Cinvestav

gherrera@fis.cinvestav.mx

Imprimir

Comentarios