Mundo

EU no abandona el acuerdo nuclear con Irán, pero lo descertifica: Trump

Si el Congreso no es capaz de corregir los “graves defectos” del pacto (como sus frágiles inspecciones), se retirarán, dijo; ordena sanciones a la Guardia Revolucionaria iraní

Sin cambiar su retórica bélica contra Irán, ayer el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, lanzó un nuevo discurso ofensivo desde la Casa Blanca contra Teherán, y le acusó de no cumplir con el acuerdo nuclear firmado en 2015 con Alemania, China, EU, Francia, Reino Unido y la Unión Europa. “Basado en el registro de hechos, no certificaremos” que la República Islámica está cumpliendo con el desmantelamiento de su arsenal atómico, por lo que advirtió que por ahora no se retiran, pero cancelará el compromiso si el Congreso estadunidense no logra cambiar las “débiles inspecciones” sobre el programa atómico.

Al abordar la nueva estrategia de EU respecto al acuerdo nuclear iraní, Trump calificó a este pacto como uno de los “peores de la historia”. “No podemos y no haremos esta certificación”, dijo en alusión a la exigencia establecida por ley de que el presidente estadunidense debe certificar este pacto cada tres meses, lo que es conocido como Plan de Acción Conjunto y Completo.

En concreto, el republicano quiere corregir las “débiles inspecciones” que, a su juicio, contempla el acuerdo; hacer frente al “programa de misiles balísticos” de Teherán y eliminar las “fechas de caducidad” de las restricciones impuestas sobre el programa iraní, que en algunos casos expiran después de entre 10 y 25 años. “¿Cuál es el propósito de un acuerdo que solo retrasa la capacidad nuclear (de Irán) durante un periodo corto de tiempo? Esto, como presidente de EU, es inaceptable”, afirmó.

CAMBIOS. Trump advirtió que abandonarán el pacto si no hay modificaciones de forma unilateral —por parte de los legisladores estadunidenses— o multilateral en negociaciones junto a las otras partes del acuerdo. “En caso de que no logremos los cambios necesarios, el pacto será cancelado”, aseguró.

“No seguiremos por un camino cuya conclusión predecible es más violencia, más terror y la amenaza muy real de un brote nuclear en Irán”, subrayó Trump.

Aunque EU reconoce que, técnicamente, Irán está cumpliendo el acuerdo, cree que el levantamiento de sanciones no ha sido “proporcional” a las medidas que ha tomado Teherán.

El mandatario estadunidense, que calificó a Irán de ser una nación “bajo el control de un régimen fanático”, le acusó de una larga lista de incumplimientos y malas conductas, y ordenó al Departamento del Tesoro sancionar a la principal ala militar iraní, (Guardia Revolucionaria), por su supuesto apoyo al terrorismo.

AMENAZA. Aunque el pacto seguiría existiendo, la falta de certificación implica que se le pueden volver a imponer sanciones a Irán si así lo determina el Congreso de EU, lo que se ve complicado, ya que los demócratas quieren preservar el acuerdo, por lo que no es probable que se concrete.

Con todo, Trump suavizó su amenaza y decidió, de momento, mantenerse dentro del pacto.

De acuerdo con el periódico español La Vanguardia, con la orden de nuevas sanciones a Irán, Trump dejó en manos del Congreso, por un periodo de 30 días, la decisión de restablecer la política de restricciones, algo que de concretarse, anularía el pacto que es apoyado por Reino Unido, Francia, Alemania, la Unión Europea, Rusia y China.

Imprimir