Para Oreja - Verónica Gallardo | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Domingo 15 de Octubre, 2017
Para Oreja | La Crónica de Hoy

Para Oreja

Verónica Gallardo

Es posible que se pueda entender la reacción de Eduardo Yáñez, pero jamás se podrá justificar. Por un lado, Paco de la Fuente, el reportero agredido, dijo muy bien que se puso de ambos lados, trato de ver qué hizo mal y la verdad, como periodista no hizo nada mal, sólo insistir en algo que nos hace comprender el porqué de la reacción de Eduardo. Vayamos por partes.
Hace meses y todo porque ya no pudo seguir manteniendo a su hijo de 28 años, Eduardo sufrió el golpe más bajo que se le puede dar a un ser humano. Aparentemente su hijo vendió una nota muy desagradable a una revista. Desde ahí Eduardo ha sido cuestionado de muchas formas, decentes y no, había conservado la calma y la perdió durante un acto público.
Paco de la Fuente no fue culpable de nada, fue el receptor de la ira contenida. Eso no justifica la agresión de ninguna manera. La cachetada para Paco, fue para todos, para quienes seguían insistiendo en un tema del cual el actor se negaba a hablar. Muchos actores aprueban el hecho, llamándonos metiches, mismos que cuando nos necesitan hasta nos buscan. Lo cierto es que una agresión, no sólo a reporteros, como puso en sus redes sociales Jorge Ramos, sino a cualquier ser humano o animal es reprobable.
Esto no acabara aquí, Eduardo Yáñez está pasando por un mal momento, no sólo por haber explotado, sino sentimental y económico. Eso, como ser humano, lo hace entendible, ojalá todos los que dicen que no debió perder la calma, nunca se enfrenten a una situación similar.
Lo que si no tiene nombre y cambiando de tema, es la carta que publico Karla Panini. No es ser metiches, pero se supo que mientras eran Las Lavanderas, la Panini y Karla Luna no sólo eran compañeras, sino amigas, para Karla Luna llegó la desgracia al enfermarse de cáncer y mientras todo parecía que iba a lograr enfrentar la guerra contra la enfermedad, en compañía de su esposo Américo y sus hijos, resultó que había una guerra sucia peor.
No lo digo yo, se publicó en las revistas, se colaron mensajes donde Karla Panini logró quitarle el marido a su amiga. Cuando muere Karla Luna, la Panini publicó en sus redes su imagen llorando por su ¿“amiga”? fallecida. Tuvo que cerrar sus redes porque le llovió sobre mojado.
Parece que eso no fue suficiente, pues ante el hecho de que el ex esposo de Karla Luna (Américo, ahora esposo de la Panini) se haya llevado a su hijos, quitándolos de sus hermanos y abuelos, hizo que Karla Panini quisiera lavar su imagen y sus culpas.
Volvió a publicar una polémica carta, donde acusa a Karla Luna (qpd) de haberle sido infiel a su ahora esposo, quiso justificarse de haber sido una “gran amiga” con una sarta de incoherencias, donde incluso dice haber conocido a Jesucristo. De verdad, este hecho de “amiga” no tiene nombre, ni justificación y menos se puede entender, claro ahora Karla Luna está muerta y su ¿“amiga” la llama infiel? No se conformó con quedarse con el marido, ahora también a los hijos pequeños de una mujer que sufrió y murió por el cáncer, y quizá por el cáncer de la maldad ajena.

Imprimir

Comentarios