Quiero ser presidente, por ti seré… - Leopoldo Mendívil | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Domingo 15 de Octubre, 2017
Quiero ser presidente, por ti seré… | La Crónica de Hoy

Quiero ser presidente, por ti seré…

Leopoldo Mendívil

DR. LORENZO CÓRDOVA,

PRESIDENTE DEL INE:

+Yo no soy marinero,

por ti seré, por ti seré…

Son huasteco

 

Bajita la mano, andamos por los… ¡83 precandidatos presidenciales, entre partidistas e independientes...!

Y todos, no lo dude usted, están dispuestos a dar hasta su vida por la Patria..., mientras le roban millones y millones y millones…

En un ejercicio de supuestos, supongamos, consejero presidente, que los 74 independientes logran las candidaturas y se van con los candidatos partidistas a hacer campaña… ¡78 contendientes...! Ganara el que ganase, sería el menos electoralmente legitimado de todos los presidentes de la historia nacional, pero seguimos haciendo pruebas sexenales sobre cómo resolver nuestra democracia electoral, producto, hasta hoy, de la democracia mexicana que parece que ya no la queremos y deseamos alcanzar la democracia simple, sin adjetivos…

Allá cuando éramos revolucionarios y el poder sólo se ganaba con ejércitos, pedazos del revolucionario o asesinando a los generales que intentaban ganarle al caudillo en turno, nació el Partido Nacional Revolucionario del cual, poco después, se escindió un grupo comandado por Manuel Gómez Morín, que dio vida a “Acción Nacional: una organización permanente de todos aquellos que, sin prejuicios, resentimientos ni apetitos personales, quieren hacer valer en la vida pública su convicción en una causa clara, definida, coincidente con la naturaleza real de la Nación y conforme con la dignidad de la persona humana…”

Ya había dos partidos, digamos, principales, PNR y PAN, como casi todas las democracias ahora consolidadas los tienen, pero un nuevo caudillo, Lázaro Cárdenas, decidió que el PNR ya no servía y le cambió el nombre a Partido de la Revolución Mexicana, PRM, que como su antecesor, no permitió al PAN crecer más de la cuenta y permaneció hasta 1946; cuando Miguel Alemán toma el poder, de inmediato acaba al partido que lo hizo presidente cambiándole de nombre a Partido Revolucionario Institucional para así inaugurar el fin del militarismo, aunque concedió a un grupo de soldaditos inconformes crear lo que llamaron Partido Auténtico de la Revolución Mexicana…

Décadas más tarde surgieron algunos partidos más, todos frenados por la bota no militar, sólo priista..., hasta que José López Portillo atendió el consejo de Jesús Reyes Heroles, su secretario de Gobernación, para “abrirse a la democracia”, reconociendo al Partido Comunista que luego murió, tal vez de aburrición, para dar vida al Partido Socialista Unificado de México, al que un grupo —priista, claro—, escindido, cambió por el actual Partido de la Revolución Mexicana.

¿Qué cambió? Mucho y nada, porque más tarde se tomó la sabia decisión de permitir más partidos que nunca crecieron, pero algunos dieron vida a nuevos ricos y quedaron sólo cinco: el Verde Ecologista, el del Trabajo, el que hoy se llama Encuentro Ciudadano, el Nueva Alianza y el Encuentro Social.

Pero… ¡ojo, pongan todos atención y escuchen las fanfarrias...! ¡Morena, el último de los mohicanos...!, que nació apenas en 2014 pero ya tiene, como sus antecesores, a su eterno chiquito, el Partido del Trabajo, al lado, como la gran novedad del proceso electoral 2018 de las alianzas entre grandotes y chiquitos, como el pez parásito que acompaña a cada tiburón y vive de sus sobras, pero éstos para que sus pocos votos ayuden a sus amos a salir mejor librados, sobre todo el ganador pero incapaz de lograr las mayorías democráticas del 51 por ciento, mínimo…

Como ve, consejero presidente Córdova, hemos llegado al ridículo de que los partidos grandes se junten con pequeños para poder ganar por mayorías de votos ridículas que no logran la legitimación de los gobiernos…

La mediocridad que nos enorgullece, nuestra democracia mexicana

 

Internet: Lmendivil2010@gmail.com

Facebook: Leopoldo Mendívil

Twitter: @Lmendivil2015

Blog: leopoldomendivil.com

Imprimir

Comentarios