El frenesí de los independientes - Wilfrido Perea Curiel | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Martes 17 de Octubre, 2017
El frenesí de los independientes | La Crónica de Hoy

El frenesí de los independientes

Wilfrido Perea Curiel

El pasado fin de semana venció el plazo para solicitar ante el Instituto Nacional Electoral (INE) el registro para las candidaturas independientes. Para la Presidencia de la República se inscribieron 86 aspirantes, de las cuales muy pocas fueron mujeres. De ese total de aspirantes, solo 40 fueron aprobados para iniciar la segunda etapa; 37 tendrán que subsanar deficiencias documentales y ocho ciudadanos fueron rechazados.

Adicionalmente, se han registrado 38 aspirantes en busca de una senaduría en 15 entidades, destacan 10 registros para la Ciudad de México, cinco en Morelos, cuatro en Nuevo León y cuatro en Jalisco. También se contabilizan 183 ciudadanos que acreditaron los requisitos para una diputación federal.

Es la primera vez que los ciudadanos sin adscripción partidista pueden aspirar a contender por la Presidencia de la República, así como para el Senado. Cabe recordar que Manuel Jesús Clouthier y Jaime Rodríguez Calderón, El Bronco, vencieron las maquinarias partidistas en 2015, el primero triunfó como diputado federal por Sinaloa y el segundo como gobernador de Nuevo León. Ambos representan casos exitosos de la llamada oleada independiente de aquel momento, sin embargo, en los comicios de 2016 y 2017, las candidaturas por esta vía se desdibujaron.

Los aspirantes, que ya cuentan con el aval del INE, iniciaron desde ayer la recolección de 866,593 mil firmas (uno por ciento de la lista nominal), las cuales deberán acreditarse en al menos 17 estados. Este es, sin duda, el principal reto para los llamados independientes, ya que por mucho arrastre ciudadano que tengan, deberán manifestar al INE una cantidad de simpatizantes muy superior al total de militantes registrados por algunos de los partidos políticos, como Acción Nacional, que cuenta con 378 838 militantes, o Morena, que tiene 319 449, según el corte de septiembre pasado de la autoridad electoral.

El plazo para recabar esa cantidad desproporcionada de firmas vencerá el próximo 13 de febrero, lo que supone contar con una estructura muy bien aceitada para sumar un promedio de 7,344 firmas al día y, en correspondencia, contar con amplios recursos económicos y humanos para lograrlo. Los independientes podrán utilizar cualquier medio para promover su imagen, excepto radio y televisión, lo cual significa otra desventaja frente a los partidos.

Entre los independientes hay figuras que sobresalen. Destaca la expanista Margarita Zavala, el experredista, Armando Ríos Piter, así como el referido gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, El Bronco, quienes se perfilan para cumplir con el requisito del uno por ciento del listado nominal. No es una tarea fácil, pero será un buen termómetro para medir su popularidad y la capacidad movilizadora de sus equipos.

Detrás, en un segundo bloque, quedan el periodista Pedro Ferriz de Con; y María de Jesús Patricio Martínez, Marichuy, vocera del Congreso Nacional Indígena, que representa al Ejercito Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), figuras verdaderamente carentes de antecedente partidista alguno, aunque con menores probabilidades de sortear la prueba.

También se encuentran empresarios, académicos y activistas de la sociedad civil que se han aventurado a competir por la Presidencia. El INE avaló 40 registros, un número elevado que refleja la fiebre por las candidaturas independientes, aunque la mayoría difícilmente pasará la aduana de las firmas.

De entrada, se puede decir que la vía de los independientes está más que congestionada. No prosperó a idea de Jorge Castañeda expuesta en su volumen, Sólo así, consistente en impulsar una fuerte candidatura independiente que aglutine el sentimiento anti-sistémico o el hartazgo ciudadano hacia la partidocracia. Luce remota la posibilidad de que algún aspirante dentro de los independientes pueda crecer al grado de concitar el ánimo ciudadano para acceder a la Presidencia de la República. Lo que al parecer sí está funcionando es la estrategia del tricolor, dentro de la cual destaca, romper el potencial del llamado Frente Ciudadano por México y fragmentar el voto por la vía independiente.

pereawilfrido@me.com

 

Imprimir

Comentarios