La modernización del Tratado de Libre Comercio - Diva Hadamira Gastélum | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 19 de Octubre, 2017
La modernización del Tratado de Libre Comercio | La Crónica de Hoy

La modernización del Tratado de Libre Comercio

Diva Hadamira Gastélum

Ha concluido la cuarta ronda de negociaciones para modernizar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).
Es de celebrarse que en lo relativo a la perspectiva de género, México y Canadá comparten la postura de su incorporación dentro de algunos de los capítulos, así como en materia laboral pues ayudaría a reducir y/o eliminar la brecha salarial entre mujeres y hombres. Sin embargo, otros rubros, principalmente los planteados en la mesa de negociación por Estados Unidos recientemente, se han convertido en el principal obstáculo para el avance de la modernización del TLCAN.
Aunado a las declaraciones de la semana pasada por el presidente estadounidense, Donald Trump de dar por terminado el TLCAN y crear “acuerdos mejorados” de manera bilateral; los negociadores estadunidenses presentaron la llamada cláusula sunset con la que el tratado tendría que renovarse cada cinco años, causando así incertidumbre para las inversiones de las empresas. Además la propuesta de elevar las reglas de origen en el sector automotriz, de 62.5 a 85 por ciento, y de las cuales el 50 por ciento sea estadunidense, y el debilitamiento del mecanismo de solución de controversias.
Estos elementos, lejos de ayudar a un tratado con beneficios para las tres partes, demuestra el claro interés de Trump por un TLC con ventajas económicas unilaterales. Por ello, es importante resaltar que el TLCAN ya no cuenta con el mismo valor de acceso al mercado que tenía en 1994, y  tal como lo ha señalado el Secretario de Economía, de levantarse la negociación habría pocos problemas estructurales dado que solo el 4% de las exportaciones mexicanas podrían tener alzas arancelarias. Además, nuestro comercio con el país vecino del norte continuaría bajo el marco normativo de la Organización Mundial del Comercio.  
Desde su inicio, el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto incluyó la diversificación de las relaciones comerciales de México con otras regiones del mundo como parte de su programa de trabajo, y que actualmente están en proceso: la renegociación del Acuerdo con la Unión Europea; los Acuerdos de Complementación Económica con Brasil y Argentina;  el Tratado con Turquía; el TPP después de la salida de Estados Unidos; y la integración de nuevos miembros al Acuerdo Transpacífico.
Sin embargo, la modernización aún tiene mucho que dar. Nuestro país no estará sujeto a propuestas asimétricas, pero el TLCAN puede continuar sin problemas; ya lo ha señalado el presidente Peña Nieto que en caso de que Estados Unidos salga, México y Canadá tienen muchas posibilidades de seguir en la mesa de negociaciones y lograr la modernización económica para el tratado, que la economía global actual requiere.
La extensión de las negociaciones hasta el primer trimestre del 2018 es una gran oportunidad para que el grupo negociador mexicano liderado por el Secretario de Economía refuerce cada una de las prioridades que fueron presentadas ante el Senado de la República. Además para disipar las múltiples diferencias con las que termina la cuarta ronda de negociaciones.  
Desde el Senado de la República abrazaremos un TLCAN modernizado, con más beneficios económicos y desarrollo que beneficien a los hombres y mujeres mexicanas.


Presidenta de la Comisión para la Igualdad de Género de la Cámara de Senadores
@DivaGastelum

Imprimir

Comentarios