Traición a Labastida - Leopoldo Mendívil | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 19 de Octubre, 2017
Traición a Labastida | La Crónica de Hoy

Traición a Labastida

Leopoldo Mendívil

DR. ENRIQUE OCHOA REZA,

JERARCA NACIONAL DEL PRI:

+La traición supone una cobardía

y una depravación detestable

Barón de Holbach

 

Por lo visto no habrá vuelta de hoja y la selección del nuevo abanderado presidencial priista será por Convención de Delegados en vez de elección interna. Pero le sintetizo una historia que este espacio publicó el 13 de enero de 2011. Nunca los partícipes la refutaron y como vale más prevenir que lamentar, dice así:

“Cuando Francisco Labastida Ochoa conoció el engaño de que había sido víctima, supo también que fuera cual fuese el desenlace, su camino jamás podría ser la renuncia al compromiso aunque  no pudiese construir su propio futuro porque, de la peor forma, Ernesto Zedillo le había marcado su destino…

“En realidad, la fiesta de la victoria en la batalla por la candidatura presidencial priista contra Roberto Madrazo le duró a Labastida demasiado poco tiempo; y por la razón más impensable que pudo aducirse en aquel país del presidencialismo absolutista… Como secretario de Gobernación, Labastida participó en los cambios democratizadores que la última crisis económica había empujado, pero hubo una información que nunca le llegó. ¿Por qué?

Zedillo sacudió todos los campanarios políticos nacionales cuando el Legislativo aprobó su Reforma Electoral de 1996, “la última -pontificó- que habría en México” pues según él se habían agotado todas las posibilidades de malformaciones electorales. Así lo habrían confirmado las derrotas priistas de 1977,  las  peores que hubiese sufrido en su historia.

“Vinieron otras reglas que alcanzaron a los partidos políticos, destacando la obligación de transparentar todas las elecciones, incluidas las internas, para lo cual Zedillo colocó en la dirigencia nacional priista a José Antonio González Fernández, la carrera política más rápida del oeste.., la apodó alguien por… todos los ascendentes cargos que  ocupó durante la administración zedillista.

González Fernández organizó la elección de candidato presidencial más amplia y profunda que jamás antes el PRI hubiese realizado… (que) fue manchada en el curso de las campañas de sus principales contendientes, Labastida y Madrazo, pues este último utilizó todos los mecanismos de defraudación electoral y los más feroces ataques contra su contendiente y contra el aparato de gobierno que, gritó a diestra y siniestra, estuvo por entero tras su propia derrota.

“Cuando Zedillo felicitó a Labastida por el triunfo, tras los abrazos, consejos y sugerencias de rigor le dijo que había llegado la hora de sustituir a González Fernández para que él designara jerarca a quien le tuviera confianza. “No, presidente —se equivocó Labastida—, José Antonio se puede quedar, es  mi amigo, es de su confianza y ya tiene los hilos del partido en las manos, ¿para qué cambiarlo?”

Labastida, entonces, ordenó lanzar un programa de actividades que permitiera mantener la presencia pública, pero algunos de sus colaboradores le dijeron que eso no sería posible ‘porque el partido no tiene dinero, licenciado…’

“Incrédulo, Labastida preguntó a González Fernández  cuál era la situación y éste le contestó que haber organizado una elección interna abierta con miembros y simpatizantes del partido, de una magnitud muy parecida a la de un proceso federal formal, había desfinanciado por completo al partido, ‘pero si tú hablas con el presidente —sugirió—, seguro lograrás la solución’.

“Cuando el candidato formal del PRI a la Presidencia de la República planteó la situación a su amigo, el mandatario, Zedillo culpó a González Fernández del derroche de la elección interna y ofreció hablar con el secretario de Hacienda, José Ángel Gurría, para ver si podía encontrar alguna posibilidad de apoyo…

“‘Por eso —me contó hace algún tiempo el senador Labastida—, el fin del año 1999 no realizamos ninguna actividad, pues aunque no sea creíble, efectivamente el PRI tenía las arcas vacías …”

“Fue así como Ernesto Zedillo celebró el ingreso de su partido a la democracia electoral…”

 

 

Internet: Lmendivil2010@gmail.com

Facebook: Leopoldo Mendívil

Twitter: @Lmendivil2015

Blog: leopoldomendivil.com

Imprimir

Comentarios