Aumentan muertes por enfermedad renal crónica en México: Martínez Palomo | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Lunes 23 de Octubre, 2017

Aumentan muertes por enfermedad renal crónica en México: Martínez Palomo

Alerta. En menos de tres décadas, pasó a ser la tercera causa de muerte en el país, dice el científico. “Podemos especular que algo estamos ingiriendo en los alimentos o tomando en el agua, pero es innegable la subida espectacular en las gráficas de salud de esta enfermedad”, explica el Premio Crónica

Aumentan muertes por enfermedad renal crónica en México: Martínez Palomo | La Crónica de Hoy
Martínez Palomo pide analizar la enfermeda renal crónoca como una epidemia.

En menos de 30 años la enfermedad renal crónica o daño grave a los riñones ha escalado hasta el tercer lugar como causa de muerte en México, después de ubicarse durante muchos años en el lugar número 11, posición que oficialmente ocupó en 1990, informó Adolfo Martínez Palomo, investigador del Departamento de Infectómica y Patogénesis Molecular del Centro de Investigación y Estudios Avanzados (Cinvestav).

Durante el coloquio La ciencia de la medicina, organizado en ese centro de estudios, el científico ganador del Premio Crónica 2010 señaló que en México, tanto hombres como mujeres están muriendo por enfermedad renal crónica y se desconoce aún las causas reales.

“Podemos especular que algo estamos ingiriendo en los alimentos o tomando en el agua, o que no estamos tomando la suficiente, pero es innegable la subida espectacular en las gráficas de salud de esta enfermedad”, subrayó el experto en patología y biología que ingresó a El Colegio Nacional en 1985.

De acuerdo con cifras presentadas en el coloquio, mientras que en 1990 la enfermedad renal crónica ocupaba el lugar número 11 en la lista de causas de muerte en hombres por debajo de padecimientos como EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica), enfermedades cerebrovasculares y cirrosis hepática, actualmente las estadísticas señalan que ocupa el tercer lugar tan sólo por debajo de las cardiopatías isquémicas y la diabetes.

Cuando se observan las estadísticas por grupos de población se percibe que en el caso de las mujeres, también es la tercera causa de muerte, pero si es analizada por años perdidos por muerte prematura se coloca en el primer lugar, seguida de la diabetes y las cardiopatías isquémicas.

En México cada año se diagnostican 70 mil casos de personas cuyos riñones ya no funcionan y que requieren de una terapia de remplazo renal, lo que implica que deben ser conectados a una máquina para que realice las funciones de limpieza que realizaban sus riñones o que reciban un trasplante de un riñón compatible.

Esta falla irreversible de los riñones, llamada Insuficiencia Renal Crónica, principalmente es consecuencia de la diabetes o la hipertensión. El costo anual de atender a cada paciente con Insuficiencia Renal Crónica es de casi 400 mil pesos.

Se estima que a nivel mundial existen cerca de 500 millones de personas con diabetes, de las cuales alrededor de 40 por ciento corren el riesgo de presentar daño renal severo que requerirá en algún momento de diálisis, un tratamiento médico para eliminar sustancias nocivas del organismo debido a una falla del riñón.

Cuando los riñones de un paciente dejan de funcionar existen  dos tipos de apoyo que se les puede proporcionar por medio de máquinas: una es la diálisis peritoneal y la otra es la hemodiálisis. En la primera, se inyectan líquidos limpios a una bolsa natural del abdomen llamada bolsa iliaca y ahí ocurre una captura de moléculas tóxicas o materiales de desecho de la sangre y salen en forma del mismo líquido, a través de un tubo conectado al abdomen.

En hemodiálisis, se extrae sangre a través de un brazo, se filtra afuera en un riñón artificial y se devuelve la sangre limpia a través del brazo. En diálisis peritoneal se tienen que realizar 20 sesiones de limpieza a la semana. En hemodiálisis se realizan sólo 3 limpiezas por semana.

La insuficiencia renal es un problema de salud no sólo para las personas con diabetes, sino también para las instituciones públicas de  asistencia a la salud, ya que se estima que 16 por ciento del presupuesto de las instancias de salud se destina al mantenimiento y operación de los aparatos empleados en la hemodiálisis y en la diálisis peritoneal, y a la atención integral del paciente diabético.

TRANSICIÓN EN ENFERMEDADES. Durante su ponencia, el doctor Martínez Palomo, Investigador Emérito del Cinvestav hizo un análisis sobre el estado de la salud de los mexicanos y los cambios observados en los últimos 20 años. Destacó que en 1990, entre las principales causas por las que fallecían los pobladores eran diarrea y paludismo, sin embargo, el panorama ha cambiado drásticamente.

“Hoy tenemos el número uno en obesidad en hombres, mujeres y niños, por causa de la comercialización en el país de productos ricos en azúcar, pero además, está el consumo de alcohol”.

Martínez Palomo explicó que sin duda hay diversos factores que influyen negativamente en la salud del mexicano, desde el gradiente social, el estrés, la infancia, el grado de exclusión social, la educación, el apoyo social, el desempleo, las adicciones, la alimentación y el tiempo que pasamos en el transporte.

Pese a estos datos, comentó que, de acuerdo con las estadísticas, los avances de la ciencia y la medicina son visibles: en 1965, alrededor del 54 por ciento de las muertes en el país eran de jóvenes menores a 15 años. Ahora sólo es de 7 por ciento. Mientras que hace medio siglo atrás 22 por ciento de la población llegaban arriba de los 60 años de edad y en la actualidad más del 64 por ciento supera esta barrera.

Incluso, los grandes avances en medicina han permitido la disminución de muertes por infarto, el aumento de sobrevida en algunos cánceres y el cambio del sida, de enfermedad aguda a crónica, entre otros. Sin embargo, destacó que la contribución de la medicina, si realmente ésta cumple su cometido, es pronosticar la enfermedad antes de que inicie.

Imprimir