El rescate - Marielena Hoyo Bastien | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Miércoles 25 de Octubre, 2017

No cabe duda que como lo visualicé desde el minuto uno en

que la conocí… aquella dominical mañana de abril pasado… 

la dulce y efectiva perrita FRIDA vino a cambiar, e incluso a

trastocar en algunas personas, el sentir por los perros o el

pobre concepto que de tales animales tenían. ¡Muy bien!

Gracias a esta nueva concepción que la sociedad arropó, los

 binomios caninos actuantes durante el 19S fueron

reconocidos formalmente por propios y extraños, lo que

dará lugar a ver crecer, asimismo, el buen uso de los  

 Perros de Asistencia a los que la CDMX les debe la

publicación de una adición a la Ley de Protección a los

Animales, misma que no solo les dará paso franco a estas

 criaturas, sino que las fomentará y vigilará su bienestar,

claro, siempre y cuando mis estimados Miguel Ángel

Mancera y Manuel Granados, a la sazón Jefe de Gobierno

y Consejero Jurídico, se dignen hacerla efectiva tras

mantenerla inexplicablemente guardada durante más de

DOS AÑOS. ¿Estamos?

 

En otro tema… ignoro la razón que ha llevado a promover, bajita la mano, felicitaciones desde el extranjero para reconocer, como ya efectiva, la determinación de México respecto a la ampliación de la protección marina a las Islas Revillagigedo, ya que se tendría que estar en el éter para no entender tal medida como in-dis-pen-sa-ble para la conservación de ese prístino mar, como así, repleto de vida, mucha aún por “descubrir”, insisto. Dado lo anterior, se acepta y agradece la auténtica felicitación de la presidenta chilena Michelle Bachelet, cabeza de un país reconocido actualmente como líder en la protección de lo océanos y sus habitantes, principalmente las ballenas, pero lo que si no se entiende es el derroche… sí… el gasto superfluo… a lo tarugo, pues, que realizaron 6 organizaciones extranjeras de la sociedad civil, entre ellas la National Geographic y la Fundación que comanda San Leonardo DiCaprio, hoy héroe nacional para algunos mexicanos debido a su interé$ y vinculación con el rescate de la vaquita marina, pese a que mucho antes que el actor, buen número de mexicanos socialmente organizados alertamos con puntualidad y precisión el dramático estado de la marsopa, particularmente al presidente Enrique Peña Nieto, sin ser ni mínimamente tomados en cuenta y por tal, nos vemos ahora bajo estrategia tan riesgosa como co$to$a y cuestionable. En fin, cada quien hace con su dinero lo que quiera, más no dejo de preguntarme si en lugar de pagar desplegados en un medio local, respaldando una maña y una letra chiquita que solo los mexicanos somos capaces de entender, las internacionales ONG pudieron mejor derivar la importante cifra hacia la comunidad de pescadores afectada con la estrategia para la recuperación de la especie. Opinar favorablemente el cambio de categoría para el archipiélago es no tener idea de la enorme capacidad de abuso que tenemos en México, incapaz por otra parte, como gobierno, de mantener estricta vigilancia para evitarlo. La semana pasada daba el ejemplo de Holbox y ahora me remito al de las Islas Marietas, que determinadas como Parque Nacional su capacidad de carga es para recibir 625 visitantes diarios, según afirmación de Alejandro del Mazo, titular de la Comisión de Áreas Naturales Protegidas, y para abril del 2016 estaba padeciendo el impacto negativo de 2 mil 500 turistas/día, lo que obligó su cierre temporal. ¿Así o más claro? Y ya que ando en las claridades…

Qué pronto se volvió a subir al ladrillo mi admirado científico Lorenzo Rojas, nuestro experto estrella mexicano dentro del equipo que intentará la recuperación de la vaquita marina, puesto que reaccionar triunfalmente y refiriendo el asunto como un RESCATE, cuando lo que capturaron fue una cría (por eso) que no cubre el perfil del propósito y a la que además, antes de supuestamente regresar con la madre sometieron a manejo, no es lo correcto. Positivo resultó ya, haber avistado el 60% de las vaquitas que se presupone existen, pero de ahí a calificar como RESCATE la captura de la cría, que hasta los obligó a corregir rumbo, hay su distancia. No se menosprecia ningún esfuerzo para salvar de la extinción a la elusiva marsopa, aunque sea de forma tan tardía y repito, cuestionable, pero tampoco nos pacchianien…

producciones_serengueti@yahoo.com

marielenahoyo8@gmail.com

Imprimir

Comentarios