¡¿Del mismo barro?! - Leopoldo Mendívil | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Miércoles 25 de Octubre, 2017
¡¿Del mismo barro?! | La Crónica de Hoy

¡¿Del mismo barro?!

Leopoldo Mendívil

JUEZ JOHN GLOVER ROBERTS JR.,

PRESIDENTE, SUPREMA CORTE DE

JUSTICIA DE LOS ESTADOS UNIDOS:

 

+Aires de superioridad

engendran tormentas

de decadencia

Amir Obregón Vargas

 

Hay un refrán mexicanísimo y divertidísimo que tiene una precisión de rifle para francotiradores y jamás desperdicia una bala por decir que Todos somos del mismo barro, pero no es lo mismo bacín que jarro… y si no ha sido disparado contra altos personajes de la historia de su país, voy a aplicarlo a dos; verá usted que sí funciona…

Donald Trump viene cometiendo error tras error desde su precandidatura pero, más grave aún, a partir del cargo que ejerce en el Salón Oval de la Casa Blanca y a estas fechas es ya el presidente estadunidense que en tan escaso tiempo su país y el resto del planeta ya se hartaron de él.

De su parte, el ex presidente Barack Obama concluyó su responsabilidad presidencial como los grandes, como el estadista que es y como el hombre que hizo historia desde su penúltimo triunfo electoral como el primer afroamericano que lleva las riendas de la máxima potencia militar y económica del planeta y pronto, si no es que ya, una escuela pública de Jackson, Misisipi, la esencia del racismo y del esclavismo estadunidense, que ha llevado el nombre de uno de los principales confederados de la guerra civil estadunidense, lo cambiará por el del hoy ciudadano común, pero para siempre el hombre de color que demostró estar al nivel de los mejores hombres de Estado blancos…

En español, la palabra bacín es chamber pot en inglés y jarro equivale a cup, una taza; de barro ambos. Mismo origen pero destinos totalmente diferentes… Creo no necesitar, juez presidente Roberts, mayor explicación para que usted pueda  identificar a los dos personajes mencionados con un limpio jarro uno, y al otro con un percudido (grimmy) bacín…

Es lamentable que la costumbre, la cultura, la distribución de la riqueza y en buena medida, aún, la legislación estadunidense siguieran prohijando  lo que en su libro, Sapiens. De animales a dioses, describió Yuval Noah Harari así:

“… Como los conquistadores arios de la India, los europeos blancos en América querían ser vistos no solo como exitosos económicamente, sino también como piadosos, justos y objetivos. Se pusieron a su servicio mitos religiosos y científicos para justificar dicha división. Los teólogos argumentaban que los negros descendían de Cam, hijo de Noé, cargado por su padre con la maldición de que su descendencia sería esclava. Los biólogos adujeron que los negros viven en la inmundicia y propagan enfermedades; en otras palabras, son una fuente de contaminación.

“Estos mitos cayeron en suelo abonado en la cultura americana y en la cultura occidental en general. Y continuaron ejerciendo su influencia mucho después de que hubieran desaparecido las condiciones que hicieron posible la esclavitud. A principios del siglo XIX, el Imperio británico prohibió la esclavitud y detuvo el comercio de esclavos del Atlántico; y en las décadas que siguieron, la esclavitud se fue proscribiendo de manera gradual en todo el continente americano. Resulta notable que ésta fue la primera  y la única vez en la historia en la que las sociedades esclavistas abolieron voluntariamente la esclavitud. Sin embargo, aunque se liberó a los esclavos, los mitos racistas que justificaban la esclavitud persistieron.  La separación de las razas se mantuvo  por la legislación racista y los hábitos sociales.”

… Y en enero pasado esa separación racial volvió, pero por conducto del gran centro del poder estadunidense. Pero —por fortuna y en lenguaje español mexicano…—, contenido en la dislocada mente de un hombre blanco y rubio oxigenado, con cabeza de bacín de barro…

 

Internet: Lmendivil2010@gmail.com

Facebook: Leopoldo Mendivil

Twitter: @Lmendivil2015

Blog: leopoldomendivil.com

Imprimir

Comentarios