Independientes. ¿Soñadores o masoquistas? - Juan Manuel Asai | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Miércoles 25 de Octubre, 2017
Independientes. ¿Soñadores o masoquistas? | La Crónica de Hoy

Independientes. ¿Soñadores o masoquistas?

Juan Manuel Asai

¿Cuántos de los aspirantes a candidatos independientes tienen la oportunidad real de      juntar más de 800 mil apoyos ciudadanos?

En la primera semana del plazo de 120 días que tienen para hacer el acopio se notó que la mayoría de los aspirantes a candidatos  independientes se quedará en la cuneta. Carecen del aparato que se requiere para cumplir con el requisito. Ni siquiera digo que unos sean mejores candidatos que otros, digo que un ciudadano por sí mismo no puede dar el paso. No puede. De los que presentaron su carta de intención hay dos aspirantes mujeres que parece, dan señales, podrían acaso recorrer todo el camino.

La primera, ya lo adivinó usted, es Margarita Zavala, que tiene recursos, una cierta estructura y fue durante seis años primera dama del país. Vivió en Los Pinos y su pleito contra la dirigencia de su partido, el PAN, le ha dado varias primeras planas en la prensa nacional. A Margarita se le abren puertas, conoce a muchos comunicadores, es amiga personal de varios de ellos. Tiene, en suma, posibilidades de juntar las firmas. Ni siquiera para ella será fácil pero muchos de los que no quieren a Anaya dentro y fuera del PAN, están dispuestos a respaldarla. De modo que Margarita podría aparecer en la boleta.

Otro nombre que hoy se perfila como posible candidata independiente es María de Jesús Patricio. Marichuy es parte de una organización grande con presencia en varios estados de la República, el Consejo Nacional Indígena, de modo que no es una señora sola caminando por ahí pidiendo firmas. Es parte de una organización que además tiene el apoyo directo de los mandos del Ejército Zapatista de Liberación Nacional. Con que la población indígena del país firme su favor ya está del otro lado. Además contará con mucha gente desencantada con los partidos, incluso con Morena, que prefieren la única opción realmente independiente del menú. Por si fuera poco, como la presencia de la enviada del EZLN puede restarle votos a Morena, habrá muchos interesados en meter mano para que Marichuy aparezca en la boleta. Lo malo con ella  es  que no hay una  tradición de participación indígena  en la  lucha electoral.

El gobernador de Nuevo León, a quien le dicen El Bronco, hubiera podido llegar tranquilo si contara, como contó durante su campaña, con el apoyo de una parte de empresarios regios, dispuestos a meterle lana a su proyecto. Las señales sin embargo son que se ha quedado solo. Lo único que lo avala es su trabajo como gobernador que ha sido apenas mediano. Muchos de sus fanáticos más entusiastas comienzan a darse cuenta que los chistes y los modales de propios de Piporro no dan para más. Los aprovechó para vencer al PRI en Nuevo León, en una circunstancia determinada, pero a nivel nacional sus desplantes, su extraña relación con su caballo Tornado y su populismo reaccionario no generan nada. Si El Bronco no tiene de su lado el dinero de los empresarios de Nuevo León no tiene casi nada.

Del Jaguar, el locutor  Ferriz y otros que también se  inscribieron y que en algún momento pensaron que podrían solo queda augurar que saldrán pronto de la competencia, cuando se den cuenta de que para ellos es imposible cumplir el requisito. Si en el  futuro el sistema posible quiere darle una oportunidad a los independientes, tiene que allanarles  el camino. De otra forma estamos ante un juego macabro y cruel,  exclusivo para  soñadores  o masoquistas.

jasaicamacho@yahoo.com

@soycamachojuan

Imprimir

Comentarios