Ciudad

Detienen a copropietario y DRO de edificio que colapsó en la Portales

El hombre, de 58 años, fue capturado en el Estado de México y trasladado al Reclusorio Sur, acusado de homicidio con dolo eventual

La Procuraduría capitalina detuvo al Director Responsable de Obra (DRO) y copropietario de uno de los inmuebles que se derrumbó el pasado 19 de septiembre en la delegación Benito Juárez.

El hombre, de 58 años, fue capturado en el Estado de México y trasladado al Reclusorio Sur, acusado de homicidio con dolo eventual.

El procurador Edmundo Garrido informó que, de acuerdo con los peritos en Ingeniería Forense, en el edificio Residencial San José, ubicado en Emiliano Zapata 56, colonia Portales, la obra no corresponde a los planos y al proyecto que la constructora presentó a las autoridades delegacionales.

Esta es la primera detención que realiza la PGJ en cuanto a irregularidades en predios colapsados por el temblor.

En el caso del inmueble de Zapata 56, el abogado de la ciudad, Edmundo Garrido comentó que el detenido “es una persona moral acreditada como dueña del inmueble. Tenemos otros mandamientos judiciales con relación de este inmueble”.

“En las investigaciones que se hicieron (en este edificio), el peritaje concluyó que la memoria de cálculo no corresponde a los planos estructurales, la cimentación no corresponde a lo asentado en el estudio de mecánica de suelo”, señaló el procurador.

Y agregó que el inmueble “no cuenta con aceros y dimensiones para soportar la edificación y no cuenta con la constancia de seguridad estructural”.

Esta construcción, que tenía menos de cinco años de haberse erigido, colapsó el pasado 19 de septiembre. Ahí perdieron la vida dos personas.

“Todo lo que se aportó a la delegación como expediente no corresponde a la construcción que se tenía. No coincide con la construcción, no es un expediente fidedigno porque es lo que aportó la constructora que hizo el inmueble”, insistió Edmundo Garrido.

Crónica publicó el 28 de septiembre pasado que la constructora Canada Building usó “varilla delgadita y unicel” en dicho edificio.

Por otra parte, Garrido informó, en conferencia de prensa, que existen otras órdenes de aprehensión pendientes por cumplimentar en este y otros de los edificios afectados. 

No obstante se negó a explicar cuantos de los edificios con daños se habían construido antes del 85 y después.

“Me gustaría reservarlo porque es parte de la investigación, el tema lo tenemos nosotros que acreditar con la información que nos tienen que proporcionar otras dependencias y hemos estado requiriendo a las delegaciones los expedientes correspondientes, porque ahí es cuando se determina cuándo se empezó la construcción”, señaló.

Expuso que las investigaciones por colapsos se parten en tres fases; una es de quienes son constructores que puedan incurrir en responsabilidades como el fraude específico, otra por la responsabilidad del delito ambiental que prevé para los Directores Responsables de Obra y la última en la que se deslinda a los servidores públicos en relación a los permisos que se dieron para la construcción así como las inspecciones que debieron de haber hecho en los inmuebles.

El sismo dejó 38 inmuebles colapsados, en su mayoría eran edificaciones nuevas que estaban construidas con materiales de mala calidad.

Luego del terremoto de 1985, la figura del Director Responsable de Obra fue incorporada a la normatividad para vigilar que las construcciones se hagan conforme a la ley; sin embargo, muchos de ellos no cuentan con la licencia necesaria para llevar a cabo dictámenes de seguridad estructural.

De acuerdo con el artículo 32 del Reglamento de Construcciones de la capital, el DRO es el profesional responsable de observar las leyes en la materia y de otorgar responsivas de obra a las constructoras, con autorización y registro de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (Seduvi).

Imprimir