¡Por fin el primer gran mafioso partidista! - Leopoldo Mendívil | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Lunes 30 de Octubre, 2017
¡Por fin el primer gran mafioso partidista! | La Crónica de Hoy

¡Por fin el primer gran mafioso partidista!

Leopoldo Mendívil

DR. LORENZO CÓRDOVA VIANELLO,

CONSEJERO PRESIDENTE DEL INE:

 

+Sin oportunidad de corromperse,

todo político alardea de honestidad

José Luis Rodríguez Jiménez

 

En su paso por la UNAM, Raúl y Carlos Salinas de Gortari (por orden de edad…) se integraron a un grupo maoísta que realizaba obras de servicio social en diversos sitios del país y algunas de aquellas experiencias usó Carlos para su tesis doctoral en Harvard, titulada “Inversión pública, participación política y apoyo al sistema. Estudio de tres comunidades rurales en el centro de México. Mayo de 1978”.

Pasó el tiempo y cuando hubo la oportunidad, los Salinas pagaron los apoyos de aquel grupo de estudiantes maoístas apoyándoles para crear el Partido del Trabajo.

Y el partido fue bien por un buen tiempo, con una vistosa promoción amarilla y roja que lo hacía sobresalir y que obviamente llegó para durar más de un sexenio. Y ya independizado de compromisos con sus promotores, comenzaron a devanearse tanto como a decaer, perder presencia, elecciones e influencia hasta que encontraron otro mecenas llamado Andrés Manuel López Obrador, que los acogió con la condición de soltarle dinero, sobre todo, porque votos fueron apenas los necesarios para sobrevivir y especializarse en trinquetes que éste y otros espacios tomamos como apoyos para demandar, pero sin éxito, que el aparato electoral del país los controlara.

… Hasta que esto ocurrió y la semana pasada el país recibió la grata noticia de las investigaciones realizadas por la Procuraduría General de la República, debo suponer que a través de su Fiscalía sobre asuntos electorales, pescaron con las manos en una masa de al menos 100 millones de pesos esquilmados al programa de guarderías y repartidos entre varios de los meros chichos colaboradores de su jerarca ya eterno, pero quién sabe el adjetivo les dure. Retomo mi triste frase de que los mexicanos todo lo hacemos mierda, pero los mexicanos del Partido del Trabajo quizá tocaron fondo ya, o lo traspasaron de una vez al incurrir en la peor de las insolencias de irse sobre el dinero del gobierno de Nuevo León para cuidar niños en los cendis.

Y como María Guadalupe Rodríguez, la esposa de Alberto Anaya, el delincuente que seguramente ya perdió todo el maoísmo de sus juventudes, era la jefa de la pandilla esquilmadora de esos millones y quién sabe de cuántos otros más, no queda duda posible de que el recién reelecto coordinador petista tenía hasta los codos metidos en el embrollo; y cuánto de ese dinero chueco haya ido a parar a las bolsas de López Obrador, porque la PGR acusa no de fraude, sino de lavado de dinero a los barbajanes del PT y Morena resultaba el lavadero perfecto…

Por lo pronto, supongo que este caso es suficiente para acabar con la vida del Partido del Trabajo ya que casi toda su dirigencia se podrá ir a vivir al bote, ¿verdad...?

Siempre la esperanza muere al último… Pensé que nunca vería hacerse justicia sobre la cabeza de Alberto Anaya et al

Y ya me gustó. A ver cuántos más la esperanza me ayuda a ver caer…

 

Internet: Lmendivil2010@gmail.com

Facebook: Leopoldo Mendívil

Twitter: @Lmendivil2015

Blog: leopoldomendivil.com

Imprimir

Comentarios