Insurgentes sur 1921, un atentado consentido - Leopoldo Mendívil | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Martes 31 de Octubre, 2017
Insurgentes sur 1921, un atentado consentido | La Crónica de Hoy

Insurgentes sur 1921, un atentado consentido

Leopoldo Mendívil

DR. MIGUEL ÁNGEL MANCERA,

JEFE DE GOBIERNO DE LA CDMX:

+No sé nada; solo cosas ilegales

Javier Cámara

 

CIUDAD DE MÉXICO.- Le deseo todos los éxitos políticos que pueda depararle el tan próximo futuro, pero le pido dejar resueltos, pero destruidos, todos los caminos que los terremotos han sembrado de muerte y el principal no ha sido la naturaleza, sino los humanos que buscan vías para burlar la ley y costa de lo que resulte.

Y hay algunos a quienes no se les toca todavía, jefe Mancera. Me refiero a los que ya iniciaban construcciones cuando los últimos sismos nos azotaron, pero que siguen pitorreando de la ley amparados por autoridades venales como las que solaparon la construcción de los inmuebles derrumbados o en vías de serlo.

Mejor es dar ejemplos.

El que le tengo es el número 1921 de la avenida Insurgentes sur en esquina con Jaime Nunó, colonia Guadalupe Inn de la delegación Alvaro Obregón y le transcribo la síntesis de todas las gestiones que han realizado algunos de los ya afectados con la obra en construcción, que dice:

“1.- El predio más grande de esta construcción , con un frente de 33 metros sobre la Avenida Insurgentes 1921, fue fusionado hacia el oriente con los predios 111 y 113, ubicados en la calle Jaime Nunó, colonia colonia Guadalupe Inn. Más tarde se avanzó aún más hacia la colonia fusionando el predio 109. 

“2.- Según información oral, proporcionada por los actuales enargados de la construcción, se levantará allí un edificio de quince pisos destinados a oficinas  construidas sobre el total de la superficie fusionada, así como diez niveles en el subsuelo para estacionamientos hasta para 700 vehículos.

“3.- La obra ostenta el registro de manifestación de construcción tipo B folio AOB-5722 2034, expedido por la Delegación Álvaro Obregón. Según nos explicaron en la mencionada Delegación, la construcción tipo B, con máximo de 5 mil metros cuadrados de construcción, no requiere del estudio de impacto urbano, entre otros requisitos necesarios para construcciones más grandes. Sin embargo, en las afueras de la construcción ya se han colocado grandes letreros publicitando la venta de 28 mil metros cuadrados de oficinas. Por lo demás, las dimensiones de la excavación llevada a cabo y los muros de contención que ya se han levantado indican claramente la intención de ir más allá de la construcción manifestada oficialmente.

“4.-  El proyecto anterior es atentatorio de los derechos de los habitantes de la zona y quienes circulan por ella por las siguientes razones:

“A).- No toma en cuenta el congestionamiento vehicular que afecta seriamente esta sección de Insurgentes. En efecto, en horas pico puede transcurrir hasta una hora para deshacer los embotellamientos que se forman en las esquinas de Villalpando, Río San Ángel y Avenida Altavista. ¿Cuál será la situación cuando se sumen los cientos de vehículos que salgan hacia Jaime Nunó del estacionamiento del edificio que se está construyendo?

“B).- Las disposiciones del Reglamento del Programa Delegacional de Desarrollo Urbano, en particular las relativas a mantener alturas y usos para cada cada una de las partes que se fusionen.

“C).- En lo relativo al estudio de impacto urbano, “todo proyecto de oficinas deberá considerar la utilización de la infraestructura, así como del entorno urbano en el momento de máxima demanda”.

“En resumen, es evidente la violación a las normas aplicables al uso de suelo en esta zona de la CDMX. De proseguir con la construcción el impacto sobre la movilidad en toda la colonia Guadalupe Inn y la Avenida Insurgentes, así como la contaminación resultante será dramático.”

Esta es la situación; ésta, jefe Mancera, la realidad que las autoridades delegacionales no parecen ver por razones opuestas a la normatividad vigente. Y así hay muchas otras construcciones que apuntan a colapsar más la vida de los capitalinos sin siquiera necesidad de que llegue otro terremoto que empeore con mucho la situación actual…

No puede, jefe Mancera, dejar esto pendiente… Son muchas bombas de tiempo que cuando estallen, se pueden cargar en sus cuentas políticas personales mientras los verdaderos responsables gocen de la vida y sus delicias…    

 

Internet: Lmendivil2010@gmail.com

Facebook: Leopoldo Mendívil

Twitter: @Lmendivil2015

Blog: leopoldomendivil.com

Imprimir

Comentarios