Nacional

Hallan en cerebros de mexicanos 536 genes relacionados con el suicidio

Subdirector del Instituto Nacional de Medicina Genómica presenta estudio que señala que el abuso de alcohol y drogas potencia ese tipo de conductas

En el primer estudio que se hace en nuestro país en 74 cerebros humanos diferenciados por tipo de muerte, en los de suicidas (44 casos),  se encontraron 536 genes de riesgo que predispusieron este tipo de muerte, además de que se encontraron alteraciones en el tejido cerebral encargado de la toma las decisiones,  lo que hace pensar que es una de las zonas más afectadas al momento de  tomar la mala decisión del suicidio.

En los 30 casos restantes no se encontraron dichas alteraciones, al tratarse de fallecimientos por muerte violenta en los que no hubo consumo de drogas, alcohol, ni conducta suicida.

Así lo explicó el doctor Humberto Nicolini Sánchez, subdirector de Investigación Básica del Instituto Nacional de Medicina Genómica, quien precisó que en este proyecto se estudió el tejido cerebral “y se trató de recopilar las pruebas dentro de las primeras 24 horas después del deceso. Además de pruebas toxicológicas, (lo) que permitió determinar el consumo de alcohol o drogas.

En el caso del estudio comparativo, el doctor Nicolini Sánchez señaló que se  procuraron controles entre personas que murieron por muerte violenta, tratando de que tuvieran la misma edad que los fallecidos por suicido, para poder comparar la epigenética de los genes y si las proteínas se encontraban iguales o diferentes en ambos casos.

Respecto al diferencial de si estaban consumiendo alcohol o drogas, todavía la señal se hace mucho más fuerte, estar consumiendo sustancias o alcohol en el momento de la muerte, separa con mucho más claridad los genes “el abuso de sustancias  hace que el cerebro exprese de manera diferente los genes en quienes consumían sustancias de quienes no lo hacían”.

El abuso de alcohol aumenta 10 veces más el riesgo de conductas suicidas, el consumo de drogas 14 veces más, que tienen impacto en la corteza prefrontal, que es la parte del cerebro que toma las decisiones y por lo mismo es la zona que nos va a dar las mejores señales diferenciales entre suicidas y otro tipo de muertes.

La importancia de estos hallazgos, sostuvo, es que a partir de los resultados de este primer estudio se podrán comparar con datos que se recopilan de la Encuesta Nacional de Consumo de Drogas, Alcohol  y Tabaco (Encodat), de la cual se tomaron como muestra 10 mil casos de personas en todo el país que han consumido, alcohol, drogas y que al menos una vez en su vida han intentado el suicidio.

Esto permitirá comenzar a implementar estrategias de atención a las personas con este tipo de padecimiento a fin de llegar a ellos antes de que intenten el suicidio, ya que de cada cinco personas que lo intentan, al menos una lo logra, lo cual deja una cifra a nivel nacional de cinco mil suicidios al año, y tan sólo en la Ciudad de México se registran 500 suicidios al año. A nivel mundial, dijo el especialista, al menos entre 800 mil a un millón de personas mueren cada año por este padecimiento.

Imprimir