C.C.P. Ciro Murayama Rendón, consejero electoral - Arturo Maximiliano García | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Sábado 04 de Noviembre, 2017
C.C.P. Ciro Murayama Rendón, consejero electoral | La Crónica de Hoy

C.C.P. Ciro Murayama Rendón, consejero electoral

Arturo Maximiliano García

Un nuevo enfrentamiento mina la credibilidad de las instituciones electorales. Apenas se cerró el capítulo de la Fepade y hoy ya existe una nueva batalla: los independientes vs el INE, en particular contra la funcionalidad de la app por la cual se registran las firmas de apoyo que se necesitan para que los aspirantes a candidaturas independientes puedan aparecer en las boletas. ¿Será que efectivamente la app hace inviable reunir las firmas necesarias? ¿Existirá por parte del INE un interés particular para que no haya candidatos independientes o sólo algunos lo logren?

Según los aspirantes sin partido, las fallas en la app y sus restricciones tecnológicas, ponen en riesgo sus intenciones políticas, aunque en opinión de algunos consejeros electorales más bien ha faltado capacidad a los aspirantes de operar territorialmente y hoy que se dan cuenta lo complejo de la meta están endosando la responsabilidad al INE.

De acuerdo con Luis Carlos Ugalde la aplicación utilizada por el INE para verificar el número de apoyos y quiénes lo otorgan, da mucho más certeza y garantías democráticas que el anterior procedimiento, que se hacía en papel, donde había gran riesgo de compra de apoyos.

Es cierto que el número de firmas es muy alto, 866 mil de manera conservadora, pero esto ya era de conocimiento general. Quizá lo minimizaron o lo compararon con experiencias previas que no son equiparables, por ejemplo cuando Pedro Ferriz, desde su posición como conductor de medios, reunió millones de apoyos para desaparecer la figura de los plurinominales.

La realidad es que los ciudadanos no están volcados hacia los proyectos independientes. Aunque en algunas encuestas los entrevistados manifiestan su alto rechazo a los partidos, esto no empata con lo que sucede en los hechos, donde los partidos se llevan la mayoría de los votos. 

Por otro lado, recolectar firmas exitosamente está directamente relacionado con estructura y un nombre reconocido y atractivo para el electorado. Por ejemplo, en el caso el de Armando Ríos Piter, teniendo experiencia en política, no supo diferenciar entre operar con la estructura de partido y hacer la suya propia. Ríos Piter no es una figura nacional y su argumento como “independiente” es endeble, mientras que sus críticas hacia los partidos parecen más bien una situación de amnesia selectiva.

Quizá el INE deba hacer un ejercicio de comunicación e informar a los ciudadanos que dar su firma a una candidatura independiente no los compromete con su voto, pero existen ejercicios que demuestran que los electores, al menos en las zonas urbanas, lo saben. En las recientes elecciones para asambleistas constituyentes en el D.F., los independientes recabaron más de 2.3 millones de firmas, pero sólo obtuvieron 175 mil votos.

Quizá alguien inteligente y además pragmático como Jorge Castañeda pudo ver antes mucho de esto, los costos, la necesidad de estructura nacional, el nivel real del apetito ciudadano activo por los candidatos independientes, por eso no está hoy entre los aspirantes.

Claro que sería interesante ver a Ferriz en los debates formales y mediáticos, o a Ríos Piter contrastando su perfil y proyectos con Ricardo Anaya, o al Bronco y AMLO. No los veremos quizá y no será culpa del INE ni de la app en su totalidad, sino de otras realidades y obstáculos difíciles de superar pero previsibles al fin.

Imprimir

Comentarios