Negociaciones y reglas de comercio - Rosa Gómez Tovar | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Lunes 06 de Noviembre, 2017
Negociaciones y reglas de comercio | La Crónica de Hoy

Negociaciones y reglas de comercio

Rosa Gómez Tovar

México está a punto de entrar a la quinta ronda de renegociaciones con Estados Unidos y Canadá. En menos de dos semanas veremos si se puede lograr un avance, o si el presidente de Estados Unidos (EU) cumplirá su amenaza y su país abandonará el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

La salida de Estados Unidos del Tratado, definitivamente tendrá un efecto nocivo en las exportaciones del país, ya que se incrementarán los aranceles (impuestos a la importación) que pagará México. Actualmente, de más de once mil productos que el país vecino recibe de nuestro país, sólo 148 deben pagar arancel. Sin el TLCAN, EU cobra impuestos en 5 mil 778 productos con un impuesto promedio de 7.3 por ciento (el rango de los impuestos va de 0.02 por ciento a 350 por ciento).

No obstante los dichos del presidente Trump, no se podrán cobrar impuestos más altos a México que a otros países, y no es porque se trate de amenazas vacías, sino gracias a dos de los principales mecanismos de la Organización Mundial del Comercio (OMC) a la cual están adheridos EU y México. Se trata del principio de “Nación más favorecida” (NMF) o igual trato para todos los demás. Esto quiere decir que no se puede discriminar a un país respecto de otros socios comerciales que también formen parte de la OMC. Si se concede a un país una ventaja especial, por ejemplo, un impuesto más bajo a algún producto, se tiene que aplicar el mismo arancel a los demás miembros de la OMC, cada vez que un país reduce un obstáculo al comercio, debe hacer lo mismo para los mismos productos o servicios de todos sus interlocutores comerciales.

Es el primer artículo del Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio (GATT), que regula el comercio de mercancías, antecedente directo de la OMC. Así que, si Trump quisiera subir el impuesto a la importación de vehículos, no podría aplicarlo únicamente a México, pues estaría en contradicción directa con esta regla de comercio a nivel internacional. Los tratados bilaterales son una excepción a esta regla, pero ojo, aplican en el sentido contrario, los integrantes del acuerdo gozan de mayores beneficios que el resto de socios comerciales.

Por otra parte, se encuentra el principio de “trato nacional” o igual trato para nacionales y extranjeros. En este caso se trata de que mercancías que sean importadas a un país y que sean similares a aquellas producidas por el país anfitrión, no se les pueden imponer condiciones distintas para poder ser adquiridos en el mercado interno. Esto es, si el producto ya entró al país, no se le puede exigir el pago de impuestos adicionales a los que debería pagar un producto nacional.

Así que, si bien el presidente Trump no podrá establecer reglas especiales para los productos mexicanos sin entrar en conflicto con las reglas que han beneficiado a todos los integrantes de este organismo internacional desde 1995 (e incluso desde la creación del GATT), nuestro gobierno aún debe tener un plan B, pues de los 380 mil millones de dólares en exportaciones totales de México en 2015, el 81.2 por ciento se destinó a EU. Lo que muchos expertos han dicho por varios años, la economía mexicana debe diversificar sus exportaciones y entrar a nuevos mercados, se trata de aprovechar los otros 11 tratados con más de 40 países que nuestro país ha firmado.

rosagomeztovar@outlook.com

 

Imprimir

Comentarios