Tratamiento con cannabis ayuda a niños con autismo | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Martes 07 de Noviembre, 2017

Tratamiento con cannabis ayuda a niños con autismo

“Es un tema bastante novedoso que derivó de la investigación que hicimos en niños con epilepsia cuando sus familiares nos decían que aparte de mejorar las convulsiones mejoraron otros aspectos de su vida diaria”, explicó el Coordinador de la Unidad de Neurodesarrollo del Hospital Español en la Ciudad de México.

Tratamiento con cannabis ayuda a niños con autismo | La Crónica de Hoy
Foto: Archivo

Estudios realizados no sólo en México sino en varios países del mundo han señalado que el cannabis tiene propiedades medicinales que ayudan en el tratamiento de algunas enfermedades y, conforme avanzan las investigaciones más se conoce de esta planta.

El neuropediatra Saúl Garza, quien en 2016 presentó un estudio donde demuestra que el aceite de cannabis reduce hasta un 86 por ciento las crisis epilépticas en niños con síndrome Lennox-Gastaut, hoy está abriendo otra línea de investigación en México: el uso de la marihuana medicinal para tratar el autismo.

“Es un tema bastante novedoso que derivó de la investigación que hicimos en niños con epilepsia cuando sus familiares nos decían que aparte de mejorar las convulsiones mejoraron otros aspectos de su vida diaria”, explicó el también Coordinador de la Unidad de Neurodesarrollo del Hospital Español en la Ciudad de México.

Muchos de estos niños tenían problemas de interacción social y conductuales con sus padres, pero se empezaron a ver mejorías al usar al 100 por ciento aceite de cannabidiol proveniente del cáñamo y que distribuye la empresa HempMeds México, detalló Saúl Garza en entrevista con Notimex.

“Esto nos impulsó a empezar a ver si podíamos mejorar la conducta, la relación social de otras poblaciones de niños que tenían afectaciones similares y de ahí nos salió la inquietud de empezar a probarlo y es una nueva línea de investigación que estamos abriendo en niños con autismo”, señaló.

Estos infantes, indicó, tienen hasta 70 por ciento de problemas de conductas o de interacción social y esos problemas son difíciles de tratar, por lo que muchos de ellos reciben tratamiento psicotrópicos que pueden provocar problemas de salud, además del trastorno que ya tienen.

“Ante esta disyuntiva de usar tratamientos convencionales que son antipsicóticos y que no dan resultado favorables muchos de ellos, hemos intentado ayudarlos usando cannabidiol 100 por ciento puro y el resultado es prometedor; no puedo dar muchos detalles de la investigación”, dijo Saúl Garza.

Indicó que como parte de esta nueva línea de investigación se han tratado ocho casos, de los cuales siete han obtenido resultados favorables en tratamientos que superan los cuatro meses de tratamiento.

“Estos chicos están siendo vigilados clínicamente, pero una cosa maravillosa del cannabidiol es que es muy inofensivo, ninguno de los casos han tenido problemas indeseables y han podido mejorar algunos problemas conductuales de manera significativa”, comentó Saúl Garza.

Aunque ya hay un avance en esta investigación, el equipo ahora está empezando a probar este tipo de compuestos en niños de alrededor de nueve años de edad.

“Creemos que si estos tratamientos los empezamos a usar desde más temprano podríamos tener mejorías considerables en niños que van empezando sus tratamientos multidisciplinarios, además del uso de estas sustancias”, explicó.

Dijo que hoy están abriendo una nueva puerta de conocimiento y confió en que tenga el mismo eco que tuvo en el tema de epilepsia, en donde mucha gente está convencida y está trabajando ya de manera rutinaria con ese tipo de compuestos.

“Esperemos que podamos ir apoyando esta investigación para poderle dar una oportunidad a niños que tienen por otro lado problemas importantes sociales y conductuales y que podrían verse beneficiados con esta sustancia”, apuntó.

Los resultados finales de esta investigación significarían un gran avance en el tratamiento del autismo, pues la Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que uno de cada 160 niños presenta esta condición en el mundo y la incidencia se incrementa un 17 por ciento al año.

De acuerdo con el organismo, anualmente se diagnostican más niños con autismo que con SIDA, cáncer y diabetes juntos, por lo que el doctor Saúl Garza urge a avanzar en este tema.

Y es que tan sólo en México, según datos citados por Consejo Nacional para el Desarrollo y la Inclusión de las Personas con Discapacidad, se estima que uno de cada 115 niños tiene autismo, es decir, casi uno por ciento de la población infantil.

Tras aprobación de la marihuana medicinal, avanza investigación

La aprobación del uso de la marihuana con fines medicinales en México abrió la puerta a la investigación de esta planta, lo que traería beneficios a la sociedad.

“Durante años los investigadores mexicanos estuvimos buscando la oportunidad de hacer experimentación con productos derivados de marihuana, sin embargo, la legislación rígida nos impedía aún en lugares de experiencia como podrían ser los institutos de salud pública”, señaló Saúl Garza.

Consideró que al aperturar la posibilidad de hacer investigación clínica nos pone a la altura de cualquier otro país para poder investigar los beneficios que pueden tener esos tratamientos en diferentes enfermedades.

“Hay un cúmulo de enfermedades que son prevalentes en México como la diabetes, la epilepsia y otros más que pueden beneficiarse de este tratamiento basado en derivados de cannabis”, apuntó.

Abundó diciendo que hay un mundo de oportunidades para poder estudiar esta planta, pues hay recientes investigaciones norteamericanas que hablan de los beneficios que puede tener en el mejorar los circuitos neuronales relacionados a la memoria.

“Esto abre un canal importantísimo para poder estudiar el impacto que pueden tener estos derivados de cannabis en enfermedades prevalentes y tan graves como es el Alzheimer, por ejemplo”, señaló.

Finalmente, Saúl Garza se congratuló porque hoy en día se están quedando atrás los tabús y se está entendiendo que la marihuana tiene derivados que pueden tener usos médicos beneficiosos.

“Hoy estamos en la idea de que necesitamos hacer investigación y hoy celebro que el cambio de la ley nos va a permitir a los que hacemos investigación, poder ahondar en estos conceptos y poder desarrollar nuevas técnicas para ayudar a los mexicanos”, señaló.

ijsm

Imprimir