Marichuy, la vocera de los invisibles - Wendy Garrido Granada | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Martes 07 de Noviembre, 2017
Marichuy, la vocera de los invisibles | La Crónica de Hoy

Marichuy, la vocera de los invisibles

Wendy Garrido Granada

Hace un año escribí en este espacio sobre el anuncio del Concejo Indígena de Gobierno (CIG) de postular a una mujer como candidata independiente a la Presidencia de México en las próximas elecciones. María de Jesús Patricio Martínez, Marichuy, ya logró registrarse ante el INE, pese haber tenido complicaciones que otros candidatos no tuvieron, como el de abrir una cuenta bancaria.

El banco HSBC rechazó hacerlo bajo el pretexto de que Marichuy formaba parte de la organización Antorcha Campesina, según denunciaron integrantes de su campaña. Fue el banco Banorte que le abrió la cuenta bancaria y pudo continuar con los trámites para el registro.

Marichuy y el CIG han dejado claro que no buscan el poder, ni llegar a la presidencia, lo que pretenden es visibilizar las problemáticas que viven diariamente tanto los pueblos indígenas como la sociedad civil en general. Proponen que a través de su recorrido por el país, para recolectar las 867 mil firmas que requieren, puedan llamar a la organización y  la lucha para defender la vida y acabar con la corrupción y las políticas que excluyen a millones de mexicanos.

La negativa de HSBC sirvió como ejemplo para mostrar una de las tantas exclusiones que viven diariamente los indígenas. Reveló la falta de acceso a los servicios bancarios y financieros a los que se enfrenta la población indígena y también los campesinos en México.

Un estudio de la Cámara de Diputados informó que sólo 1.5% de los campesinos indígenas tienen acceso a un crédito. Mientras que un informe realizado por la Comisión Nacional para la Prevención de la Discriminación (Conapred), citado por el periódico El País, detalla que es “casi imposible que una persona indígena en México cuente con un expediente en el buró de crédito y aún menos creíble es que posea una tarjeta de crédito o que haya recibido de la banca tradicional un crédito productivo”.

El registro de Marichuy también mostró otros rostros oscuros, ya conocidos, de nuestro país, el racismo, clasismo y sexismo. En redes sociales la candidata independiente fue atacada y discriminada con tuits como: “Yo si votaría por esa Marichuy. Se ve que tiene experiencia en limpiar a México”.  Comentarios que deberían avergonzarnos a todos.

Hace un par de semanas, Marichuy denunció que el INE había creado condiciones discriminatorias para recolectar las firmas, a través de celulares de última generación en un país donde la mayoría no tienen las condiciones económicas para adquirir uno. Lo anterior, expuso esas desigualdades económicas y hasta geográficas que muchas veces son ignoradas. Hay un México rezagado tecnológicamente. Sólo 6 de cada 10 habitantes tienen acceso a internet. Y en estados como Chiapas es todavía menor, sólo 13.3 por ciento de los hogares tiene una conexión a internet; mientras que en Oaxaca es del 20.6 por ciento. Afortunadamente, el INE ya permitió que Marichuy pueda recoger firmas en papel en los dos estados mencionados y además en Yucatán.

Otra de las cuestiones que hay que aplaudirle a Marichuy es que en sus eventos han hablado exclusivamente mujeres. Ellas, que durante años han estado excluidas de los actos políticos, discriminadas por ser indígenas y marginadas por ser pobres. Ellas están alzando la voz, ellas son las piezas clave de los discursos.

Marichuy, más que una candidata es una vocera de los pueblos indígenas y en su largo camino que le falta por recorrer seguramente seguirá revelando más problemáticas, convirtiendo a las mujeres y hombres invisibles en visibles.

@wendygarridog

wengarrido@gmail.com

Imprimir

Comentarios