Arabia Saudita acusa a Irán de cometer “un acto de guerra” | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Martes 07 de Noviembre, 2017

Arabia Saudita acusa a Irán de cometer “un acto de guerra”

Asegura que Teherán entregó a Yemen el misil que disparó el sábado y que saudíes neutralizaron en el aire cuando iba camino de Riad. EU pide a la ONU que castigue a la república islámica

Arabia Saudita acusa a Irán de cometer “un acto de guerra” | La Crónica de Hoy
Foto de archivo de Trump y el príncipe heredero saudita.

Arabia Saudita e Irán se acercan peligrosamente a la línea roja que separa la paz de la guerra. Ayer, el nuevo hombre fuerte del reino saudita, el príncipe heredero Mohamed bin Salman, acusó a la república islámica de cometer un “acto de guerra” contra su país.

“Irán ha proporcionado misiles a los hutíes [minoría chiita yemení] es una agresión militar directa del régimen iraní”, citó la agencia saudí SPA. Por lo tanto, el lanzamiento del último proyectil balístico, que fue destruido en el aire cerca del aeropuerto internacional de Riad gracias al sistema de defensa antiaérea Patriot, “podría ser considerado un acto de guerra contra el Reino”, declaró.

El príncipe basó su grave acusación en el informe de expertos en tecnología militar, que han examinado otros misiles disparados desde suelo yemení en los últimos meses y que “confirman el rol del régimen de Irán manufacturando estos misiles y enviándolos de contrabando a las milicias hutíes en Yemen, con el objetivo de atacar al Reino, a su gente y a sus intereses vitales”. Esta denuncia sigue a otras habidas desde el estallido de la guerra, en 2015, asegurando que Teherán está logrando introducir armas en Yemen por vía marítima.

Derecho a respuesta. Las palabras del príncipe se suman a las de un comunicado emitido por Riad en el que se subraya que “el rol de Irán y su mando directo sobre los hutíes en esta cuestión constituye un acto claro de agresión que apunta contra países vecinos, y amenaza la paz y la seguridad en la región y en el globo”. El mismo texto advierte que “el Reino se reserva el derecho a responder a Irán de la forma y en el momento apropiados”.

Condena de EU. Estados Unidos, a través de la embajadora de Donald Trump en la ONU, Nikki Haley, pide en acciones contra Irán por el misil hutí contra Riad.

“Al dar este tipo de armas a las milicias hutíes en Yemen, el Cuerpo de los Guardianes de la Revolución iraní está violando dos resoluciones de la ONU simultáneamente”, dijo en un comunicado la embajadora.

Según la coalición árabe que interviene en Yemen, liderada por Arabia Saudita, el misil interceptado cerca de Riad fue fabricado en Irán, algo que el Ejército de ese país ha negado.

Para EU, ello supone que Teherán estaría violando tanto la resolución de la ONU que impuso un embargo de armas sobre los rebeldes hutíes como la que consagró el acuerdo nuclear con Irán, que mantenía ciertas restricciones al país en el ámbito militar.

Haley aseguró que este episodio “confirma una vez más el total desprecio del régimen iraní a sus obligaciones internacionales”.

“Animamos a publicar cualquier información que ayude a hacer a Irán responsable por su apoyo a la violencia y el terrorismo en la región y en el mundo”, dijo la diplomática.

“Estados Unidos está comprometido a frenar las acciones desestabilizadoras de Irán y no mirará para otro lado ante estas serias violaciones de la ley internacional”, insistió.

Amenaza hutí. Sobre el terreno, los rebeldes hutíes, que controlan gran parte del país, denunciaron bombardeos de los saudíes y sus aliados contra la población con un saldo de medio centenar de víctimas, entre muertos y heridos.

En respuesta a esta agresión, los hutíes amenazaron a Arabia Saudita y a Emiratos Árabes Unidos (EAU), dos países de la coalición que interviene militarmente en el país, con atacar los puertos y aeropuertos de los ambos países con misiles balísticos. “Serán objetivo directo de las armas yemeníes”, advirtieron y consideraron como una “pura mentira” la acusación de Riad de que Teherán suministrara misiles a los hutíes.

 

Imprimir