Diseñan estudiantes del IPN sistema “súper seguro” para votación electrónica | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Martes 07 de Noviembre, 2017

Diseñan estudiantes del IPN sistema “súper seguro” para votación electrónica

Evita que cualquier persona sepa por quién votó el elector, en qué momento lo hizo y bloquea la sesión para evitar el doble sufragio. El software Ebow fue desarrollado por alumnos de la Escom

Diseñan estudiantes del IPN sistema “súper seguro” para votación electrónica | La Crónica de Hoy
El sistema creado por Luis Perea y Daniel Mora combina tres algoritmos para evitar fraudes.

Dos estudiantes del Instituto Politécnico Nacional (IPN), Luis Eduardo Perea Mejía y Daniel Mora Guardado, crearon un sistema para votaciones electrónicas que garantiza el voto libre y secreto mediante el uso de tres algoritmos especiales, que son herramientas informáticas útiles para el enmascaramiento de información y firma ciega.

El sistema evita que cualquier persona sepa por quién votó el elector, en qué momento votó y bloquea la sesión para evitar el doble voto. El software llamado Ebow fue desarrollado por los estudiantes de sexto semestre de Ingeniería en Sistemas Computacionales de la Escuela Superior de Cómputo (Escom), como parte de la asignatura de Criptografía.

“La criptografía es el arte de ocultar información. Nosotros estudiamos y desarrollamos algoritmos con los cuales se puede ocultar información y entregar una especie de llave a un usuario específico”, explicó Luis Perea, en entrevista con Crónica.

“Para el sistema Ebow se utilizan tres algoritmos pues lo que queríamos era proteger el voto y también la información de quien emite el voto. El resultado final nos permite afirmar que los votos que se emiten a través de nuestro sistema tienen cuatro valores: anonimato, porque se garantiza que no se conozca quién emitió el voto; autenticidad, porque sólo los votantes legítimos pueden ejercer su voto; unicidad, porque sólo puede votar una vez cada quién, y verificabilidad porque el votante puede comprobar que sí fue contado su sufragio”, añadió el estudiante politécnico de la Escom.

Este usuario fue probado por primera vez en la Expo-Escom para que los visitantes pudieran votar por las mejores innovaciones que expusieron en ese foro los estudiantes. Cada estudiante tenía un usuario y una contraseña para votar.

“Para que el voto sea único y secreto este programa lo que hace es que otorga al usuario un permiso para subir un solo voto al sistema, pero sin que el votante esté ligado a ese voto. Además, para evitar que alguien pudiera estar vigilando por qué opción votó una persona, sobre todo cuando vigilan quién entra a votar y a qué hora, lo que hicimos fue que los votos no se van subiendo al sistema de manera automática conforme se vota sino que se acumulan y tardan algunos minutos en contabilizarse y no se pude saber por quién votó alguien que entró a la casilla a una hora determinada porque los votos se suben al programa con tiempos aleatorios”, añadió Luis Perea.

En su primera versión la arquitectura informática de Ebow  podría escalarse a votaciones de hasta 100 mil personas, pero se pueden hacer adaptaciones para recibir votos de grupos de diferentes tamaños. 

Imprimir