Acuerdo tributario norteamericano - Luis David Fernández Araya | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Miércoles 08 de Noviembre, 2017
Acuerdo tributario norteamericano | La Crónica de Hoy

Acuerdo tributario norteamericano

Luis David Fernández Araya

La espiral de sorpresas del gobierno de Trump no se detiene. Entre tuiters y discursos contradictorios amanecemos a diario, presenciamos una errática forma de decidir lo público, como un estilo que se nos ha impuesto hemos vuelto obligatoria la necesidad de estar pendientes de todo lo que declara y decide.
Ahora toca el turno de su propuesta de reforma fiscal, que pretende entre otras cosas llevar de siete a tres tarifas diferentes para personas físicas con tasas entre 12%, 25% y 35%; bajar la tasa corporativa de 39% a 20% y un impuesto de repatriación por única vez.
La realidad le ha dado la razón a México en cuanto a los supuestos exabruptos económicos que tendría nuestra economía derivado de las decisiones de aquel gobierno y no ha sucedido derivado a la disciplina económica actual, a los fundamentales con los que contamos donde la paridad libre del peso juega un papel determinante.
La medida fiscal propuesta en los Estados Unidos pretende entre otros aspectos, incentivar las inversiones y con ello elevar el PIB de aquella nación entre tres y cinco por ciento a decir de las fuentes económicas oficiales. Dichas medidas deben de tomarse con seriedad en nuestro país porque como se apuntó, se cuenta con un sistema de libre flotación que sirve como amortiguador de la economía, incluso en caso de un escenario donde no tengamos TLC; nuestra política fiscal si bien tiene pendientes cuenta con elementos de fortaleza pero es un buen momento para revisar nuestra maquinaria de impuestos a pesar de contar con un Acuerdo de Certidumbre Tributaria cuya vigencia es hasta 2018, porque ante la propuesta de bajar los impuestos en aquel país los efectos inmediatos podrían ser la caída de inversión y empleos en México, es decir, modificaría las condiciones de competencia.
Muchas voces proponen una revisión integral de nuestra política fiscal, sin embargo, en el marco de las elecciones federales, de la negociación del TLC, de los cambios que tienen que darse en el timón de la política monetaria de nuestro país se debe recomendar cautela, porque reducir los impuestos per se en nuestro país pasa por la vía de la reducción del gasto público y si a esto le sumamos el importante gasto que debe de continuar realizándose por los daños del 19-S el panorama es aún más complejo.
Por ello, los responsables de nuestras finanzas están dando seguimiento puntual a todo lo que sucede en el país vecino, sí, pero sin dejar de considerar nuestras propias variables, nuestras propias dificultades y en materia de política fiscal todo cuenta, hasta los tuits mañaneros del presidente Trump n

twitter: @luisdavfer

Imprimir

Comentarios