Frontera siglo XXI - Arturo De las Fuentes Hernández | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Miércoles 08 de Noviembre, 2017

En días próximos se celebrará la reunión del Comité Ejecutivo Bilateral de la iniciativa para la Administración de la frontera en el siglo XXI, un mecanismo binacional fundamentado en la cooperación binacional, creado con el objetivo de promover la competitividad económica y mejorar la seguridad fronteriza, a través del flujo seguro, eficiente, rápido y legítimo de bienes y personas.
Para lograrlo, este mecanismo se compone de tres subcomités que integran el Comité Ejecutivo Bilateral (CEB): Infraestructura, Cooperación en Seguridad y Procuración de Justicia, y Flujos seguros, que en conjunto, actúan sobre los siguientes compromisos: mejorar la competitividad económica mediante la agilización del comercio lícito, evitando el tránsito de mercancías ilegales entre ambos países, facilitar los cruces legítimos,previniendo el desplazamiento indocumentado de personas, compartir información que mejore los flujos seguros de bienes e individuos, y finalmente, desarticular y desmantelar las organizaciones criminales transnacionales.
En materia de infraestructura, los avances han sido sustanciales para la conclusión de los proyectos de expansión del Puerto El Chaparral-San Ysidro, la conexión peatonal aeroportuaria Tijuana – San Diego, el Puente Internacional Guadalupe – Tornillo, el Puente Ignacio Zaragoza “Los Tomates”, el Puente Ferroviario Internacional Brownsville-Matamoros, así como la elaboración de los Planes Maestros Fronterizos de las diferentes regiones para la planeación de infraestructura binacional a largo plazo en la zona y la vinculación de sus comunidades.
En lo referente a la cooperación en seguridad y procuración de justicia, se han llevado a cabo diversos estudios de medición de tráfico, tanto de vehículos ligeros como de transporte de carga, con la finalidad de establecer medidas concretas que permitan manejar en forma eficiente dichos flujos.
Así también se fortaleció el diálogo binacional para el intercambio de información,el desarrollo de la Red Transfronteriza de Comunicaciones (CBSCN) que agiliza la comunicación en materia de seguridad y en situaciones de emergencia para la coordinación en ambos lados de la frontera, el establecimiento de patrullajes coordinados para incrementar la seguridad en la región fronteriza y la implementación de los Protocolos de Prevención de Violencia Fronteriza (PPVF).
Por su parte, en materia de intercambio comercial y flujos seguros, se ha trabajado para mejorar la gestión binacional de riesgos, agilizar el comercio y los cruces legítimos, vincular a las comunidades fronterizas, y revitalizar las políticas de coordinación para garantizar que la administración de la frontera sea sólida y colaborativa.
Ambos países están coordinando estrategias de gestión del tránsito, como la creación de carriles Sentri, privilegios de exención de filaa comerciantes confiables, la homologación de mecanismos de pago de cuotas en los puertos, y el Programa “Nuevo Esquema de Empresas Certificadas” (NEEC) de México para el comercio transfronterizo.
Finalmente, el reto principal de este mecanismo binacional, es continuar desarrollando la cooperación, independientemente de la renegociación del TLCAN, ya que los vínculos existentes entre las comunidades fronterizas de ambos países van más allá del tratado y requieren la coordinación binacional para mejorar la calidad de vida de sus poblaciones a la vez de promover su desarrollo
cpi@prodigy.net.mx

Imprimir

Comentarios