C.C.C. Ana Lilia Herrera Anzaldo, senadora presidenta de la Jucopo - Arturo Maximiliano García | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Sábado 11 de Noviembre, 2017
C.C.C. Ana Lilia Herrera Anzaldo, senadora presidenta de la Jucopo | La Crónica de Hoy

C.C.C. Ana Lilia Herrera Anzaldo, senadora presidenta de la Jucopo

Arturo Maximiliano García

Será la semana que entra cuando el Pleno del Senado apruebe, probablemente, el proyecto de convocatoria elaborado por la Junta de Coordinación Política para nombrar al titular de la Fepade, de la cual fue recientemente cesado el Dr. Santiago Nieto, en una controversia política y jurídica que terminó por el desistimiento del mismo ex fiscal de someter su destitución a consideración del Senado. Vaya trabajo de consenso que deberá de haber para que este trascendental cargo dentro del proceso electoral tenga un titular que todos los partidos consideren independiente e impoluto. ¿Quién será el valiente?

Los requisitos para ser titular de la Fepade no revisten mayor complicación: ser mexicano por nacimiento, tener 30 años cumplidos, contar con título de licenciado en derecho por lo menos de cinco años de antigüedad. Donde se reduce el perfil de candidatos es al tener que acreditar conocimientos y experiencia en materia de derecho electoral. Por cierto entre los requisitos curiosamente no se encuentra el de no ser militante de partido alguno, acotándose sólo a no haber desempeñado cargo directivo en algún partido político seis años anteriores a la designación.

En su momento, Santiago Nieto cubría de sobra los requisitos que lo llevaron a ser electo en el Senado, siendo además uno de los abogados más destacados en materia electoral, al momento de su designación magistrado electoral presidente de la sala regional con sede en Toluca, pero tan pronto empezó a ejercer su trabajo con autonomía los contraataques fueron durísimos.

En noviembre del 2015, Nieto solicitó a un juez girar orden de aprehensión en contra del entonces subsecretario de Gobernación Arturo Escobar, lo que derivó en la destitución del exdirigente del Partido Verde.  El intento por llevar ante la justicia a Escobar por la comisión de supuestos delitos electorales, generó un fuerte revire contra Santiago Nieto, escavando en su trayectoria y tratando de exhibirlo como parcial y mentiroso por haber omitido en su carta curricular mencionar que fue asesor del Grupo Parlamentario del PRD en el Senado en la actual legislatura, lo que extrañamente los 95 Senadores de todos los partidos que eligieron a Nieto dijeron ignorar. La Fepade terminó por desistirse de continuar con el proceso contra Escobar.

La siguiente vez que Santiago Nieto apuntó alto fue contra Emilio Lozoya, exdirector de Pemex en la actual administración y quien fue uno de los hombres más cercanos al hoy presidente Peña Nieto durante su campaña presidencial en 2012. Esto quizá le costó el cargo a manos del Procurador en funciones que contaba con facultades para destituirlo.

Después de entender que tratar de hacerle que el fiscal persiga delitos electorales no es una labor fácil y que si se va a fondo, la clase política reaccionará violentamente, la pregunta es quiénes querrán registrarse para la nueva convocatoria a encabezar la Fepade. ¿Cuánto durará el cargo del nuevo fiscal? ¿Hasta el 30 de noviembre del 2018 o tendrá otra duración al no entrar en el supuesto de ser el primero nombrado después de la reforma al 102 constitucional, conforme al transitorio Décimo Octavo? ¿Quién será el impoluto que llene el ojo de la mayoría de los partidos? ¿De dónde sacarán a ese personaje con experiencia pero sin pasado? En resumen Senadora ¿Quién será el valiente?

Imprimir

Comentarios