Monreal, duda trágica - Juan Manuel Asai | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 16 de Noviembre, 2017
Monreal, duda trágica | La Crónica de Hoy

Monreal, duda trágica

Juan Manuel Asai

El personaje de la semana es el político zacatecano, Ricardo Monreal, actual delegado político en Cuauhtémoc y quien hasta no hace mucho tiempo juraba y perjuraba que sería candidato a la jefatura de Gobierno de la Ciudad de México. “Este es mi momento, decía, tengo la edad, la experiencia, el conocimiento”: Eso decía.

Esa aspiración al parecer se desinfló. Quizá no tenía tantas ganas o tal vez se dio cuenta de que no tenía la edad, la experiencia o el conocimiento o alguien le ofreció algo mejor, aunque no hay otro puesto mejor, salvo la Presidencia de la República. Lo cierto es que Monreal resultó damnificado del extraño proceso de Morena para elegir candidatos. Le hicieron una encuesta patito y lo mandaron hasta el tercer lugar entre los aspirantes, después de Claudia Sheinbaum e incluso de Martí Batres.

Estos dos, con el triunfo en el bolsillo, se burlaron de Monreal. En los hechos lo expulsaron del partido. Claudia lo regañó y Martí, que ya lo había calificado de mafioso, hizo notar que según la dichosa encuesta él era más conocido que el delgado. Lo dicho, una burla. En eso estaban los morenos, regodeándose en su futuro promisorio, cuando sobrevino el gran sismo del 19 de septiembre, que tuvo serias réplicas en materia política. Varias de ellas se reflejaron en las encuestas. El triunfo de Morena en la elección del 2018 en la ciudad, que parecía seguro, un mero trámite, se complicó mucho. Hoy las apuestas cambiaron y si quieren ganar los feligreses de López Obrador tendrán que dejar todo en el campo y sudar la camiseta.

Sus delegados, me refiero a los de Morena, incluida Sheinbaum, pero también los de Xochimilco y Tláhuac, han sido mal evaluados, la gente está enojada y dispuesta a escuchar a los candidatos de otros partidos. Monreal, por su parte, en calidad de personaje de Shakespeare ha sido consumido por las dudas, está que se va, que se va, que se va y no se ha ido de  Morena, De hecho dice que mejor se queda. Adelantó que antes del lunes 20 soltará la sopa y dirá qué le ofreció AMLO para quedarse. Si se queda, podría concentrarse en su actual trabajo y hacer algo por la decaída delegación Cuauhtémoc.

La verdad con este tipo de cargos en juego, hay que tomar riesgos y en ocasiones hacer la pirueta sin red de protección. Para la mayoría de la población Monreal no es un hombre cerebral, un calculador que está considerando todos los escenarios una y otra vez, es alguien que no tiene las agallas para tomar el riesgo de romper con Obrador y hacer su propio camino al andar. Según recuerdo, y puede servir como ejemplo, en su momento Fox, Calderón y Peña no lo pensaron tantas veces. Se lanzaron, quemaron sus naves, y no descansaron hasta conseguir su propósito.

Monreal tiene un ambiente pésimo en Morena, aunque el tabasqueño lo rocíe de agua bendita el hecho es que ahí ya no lo quieren. Quieren que no se vaya porque saben que tenerlo de rival es arriesgarse a perder. Ricardo y Andrés Manuel han platicado una hora en un año. Cualquier cargo que le prometa, incluso la dirigencia del partido, será honorífico, pues el verdadero poder lo seguirá ejerciendo de manera férrea el propio López Obrador. Algunos dicen que para el zacatecano no hay nada qué hacer y lo mejor es que concluya de manera digna su periodo en la delegación Cuauhtémoc a la que le urge alguien comprometido con la solución de su problemática.


jasaicamacho@yahoo.com
@soycamachojuan

Imprimir

Comentarios