Capitales mexicanos incursionan en la Zona Especial del Mariel, Cuba | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube

Capitales mexicanos incursionan en la Zona Especial del Mariel, Cuba

Ajeno de confrontaciones diplomáticas de otros años, el factor económico gana relevancia en las relaciones entre nuestro país y la isla caribeña. Ambos países incursionan en la creación de zonas francas de inversión (libres de impuestos y con facilidades extraordinarias)

En Cuba hay 40 empresas mexicanas instaladas y 50 proyectos más en materia de exportación que están en marcha, sobre todo relacionados con las industrias de alimentos, bebidas, materiales para la construcción, energía renovable, productos farmacéuticos y equipos de laboratorio.

“Tenemos aproximadamente 450 millones de dolares de exportaciones a Cuba, ya contando estas inversiones que están haciéndose”, señala Enrique Martínez y Martínez, embajador de México en Cuba, “hay 17 inversiones nuevas, tres de ellas ya están prácticamente por concluir su instalación en la Zona Económica Especial del Mariel”. La incursión de los capitales mexicanos a la isla se completan con 14 inversiones más que están en diferentes puntos de la geografía cubana y en proceso de construcción.

Los tres proyectos en Mariel, abunda el embajador, son de cárnicos, pinturas y productos de higiene personal.

México y Cuba están siguiendo paralelamente la enseñanza China sobre las Zonas Económicas Especiales (ZEE), es decir, dotar a algunos territorios portuarios con condiciones excepcionalmente buenas para la inversión (la extranjera como prioridad), impuestos en tasa cero en muchos rubros, desregulación arancelaria y eliminación de trámites gubernamentales. En este próximo diciembre, China inundará el mundo de juguetes desde sus ZEE; México y Cuba esperan tener un éxito similar con las suyas en el futuro.

Nuestro país abrió apenas la primera ZEE en Chiapas. En Cuba, la única ZEE quedó instalada en torno al mítico puerto de Mariel, punto de origen de un enorme éxodo de cubanos que, a inicios de la década de los ochenta del siglo pasado, aprovecharon la autorización de Fidel Castro para que los exiliados de Miami atracaran allí sus embarcaciones y se llevaran a quien lo deseara.

Cuba, objetivo. El embajador Martínez y Martínez destaca en entrevista con Crónica que recientemente se otorgó una ampliación a la línea de crédito del Banco de Comercio Exterior (Bancomext) a 56 millones de euros para las empresas mexicanas que exportan a la Isla.

Respecto a las importaciones procedentes de Cuba, el Embajador dice que “nos interesa que el saldo en la balanza comercial no sea tan dispar, por eso vemos también qué podemos comprar de Cuba y la cuestión de biomedicina es una posibilidad real que podemos tener”. Actualmente se importa medicamento cubano para atender la diabetes en México.

Trump y Cuba. El exsecretario y exgobernador de Coahuila enfatiza que la relación y la historia con la Isla es “muy rica en acciones que implican una real y sincera amistad desde el punto de vista económico, cultural, diplomático”.

Actualmente hay ejecutivos mexicanos viviendo en la isla junto con sus familia. Sumarían unas mil personas en esta incursión mercantil mexicana.

Soplan buenos vientos según el embajador, “todo el acontecimiento mundial, el cambio en la geopolítica y geoeconomía mundial, y qué bueno que ahora los países latinoamericanos, y en particular caribeños como el caso de Cuba, estemos intensificando nuestra relación”.

“Ciertamente cuando se firmó el TLCAN con los tres países de América del Norte, México se concretó más a esa área de comercio y ahora es muy buen momento para volver los ojos a nuestros hermanos. Nunca hemos estado retirados, siempre ha habido una relación cálida, cercana, afectuosa entre ambos, pero ahora más intensa en este relanzamiento”, expresa Martínez y Martínez.

Destaca que este año se cumplen 115 de relaciones diplomáticas ininterrumpidas entre ambos países, “Y somos el único país” que mantiene una relación tan añeja con Cuba.

Martínez y Martínez destaca que hoy Cuba se abre a la libre empresa y prueba de ello es que hay una expansión del sector cuentapropista, esto es, pequeños empresarios isleños que cada vez crecen en número y en ventas.

Actualmente son más de 600 mil ciudadanos cubanos que tienen un negocio. Es una economía que va en crecimiento, con las limitaciones que tiene por el bloqueo internacional, y está en la actualización del modelo económico y social, señala el embajador mexicano:

“Ese es el reto mayúsculo que tiene Cuba: cómo integrarse al proceso globalizado sin perder lo ganado. Porque, si somos honestos, debemos decir que Cuba es un país donde la seguridad pública es extraordinaria; cobertura en educación a todos los niveles y la salud permea a toda la población; esos son beneficios importantes que no quieren perder si su economía se inserte en el proceso globalizador”.

Imprimir