Seguridad, la prioridad constitucional - Leopoldo Mendívil | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Lunes 20 de Noviembre, 2017
Seguridad, la prioridad constitucional | La Crónica de Hoy

Seguridad, la prioridad constitucional

Leopoldo Mendívil

PRESIDENTE

ENRIQUE PEÑA NIETO

Salga de los palacios quien sea justo. Virtud y poder no se hermanan bien

Lucano

 

“Esta es la acción humana mejor identificada con la creación de las leyes en México; y como existe un clarísimo ejemplo de lo que aquí asiento, voy directo  a él en vez de hacer paseos mentales por la superficie… Me refiero a la reciente elección de gobernador coahuilense en la que al candidato priista, Miguel Riquelme, se le ha prolongado la agonía política, primero porque no habría incurrido en exceso de gastos de campaña y después porque solo fueron muy poquitos los billetes gastados de más, ni el cinco por ciento de tolerancia legal para violar la ley…”

El párrafo transcrito se encuentra en la entrega del día 2 pasado, titulada La virginidad y la ley.., como el caso de aquella chica que se descubrió embarazada y cuando su papá le reclama, ella respondió: “Pero, papi, solo fue un intento”, que de haber ocurrido en un estadio, habría merecido el estremecedor grito de ¡gooool!  

Si llevamos lo anterior al terreno de la seguridad pública, a usted, presidente Peña, le habría sobrado razón cuando hace una semana reclamó a María Elena Morera que “lamentablemente a veces se escuchan más las voces que vienen de la propia sociedad civil que condena, que critica, que hace bullying sobre el trabajo que hacen las instituciones del Estado mexicano… Queremos actuación responsable y eficaz de las instituciones a las que casi todos los días pretendemos desmoronar o descalificar, especialmente a los integrantes de las corporaciones policiacas…”

Disculpe, Presidente, pero la sociedad civil estaría haciendo ese bullying con el derecho que le otorga nuestra Constitución Política cuando entregó al poder público federal, estatal y municipal la absoluta responsabilidad de proteger la seguridad integral –o sea, personal, familiar, social, física y económica– de cada mexicano en cualquier rincón del territorio nacional y se refirió a cada uno de los 127.5 millones que hace escasos días consignó el INEGI que habitamos en el territorio nacional.

Lo anterior no significa, a mi humilde entender, que usted y su gobierno junto con los estatales y municipales de la actualidad sean los responsables absolutos del drama criminal que en todas sus acepciones fustiga a la población mexicana. Tampoco el Capitolio estadunidense lo consideró así cuando, apenas el viernes pasado, declaró su  preocupación porque, dice la nota informativa, “la violencia en México cobrará (en 2017) el mayor número de muertes en los últimos siete años”… con cifras proporcionadas por el Secretariado Ejecutivo  del Sistema Nacional de Seguridad Pública de México.., no por algún trumpista psicótico de la Casa Blanca; pero lo cierto es que sigue transcurriendo el tiempo y la autoridad nacional en todos sus estamentos y niveles sigue sin actuar como debió haberlo hecho hace ya décadas, Presidente, cuando la descomposición social auspiciada por la situación económica, comenzó a manifestarse y todos le fueron entregando una pelota crecientemente peligrosa a sus sucesores, traicionando a los mexicanos que les dieron sus votos no para resolver a toneladas de billetes sus problemas económicos personales, sino por delante los del país... y les valió…

… Pero les valió, Presidente, antes, entretanto y ahora a pesar de que no han dejado de jurar respeto, obediencia y respuesta a los postulados de nuestra Norma Juridica Primordial que es la Constitución.

Imposible dejar de bulear si así usted lo considera, Presidente Peña y si también los mexicanos corrientes y comunes tenemos a la razón constitucional de nuestro lado…

m760531@hotmail.com

Facebook: Leopoldo Mendívil

Twitter: @Lmendivil2015

Blog: leopoldomendivil.com

Imprimir

Comentarios