Negocios

Detiene Venezuela a seis altos ejecutivos de Citgo por corrupción

Incluye a su presidente Pereira w Se les involucra en refinanciamiento desventajoso para PDVSA por 4 mil millones de dólares. La investigación la ordenó Maduro. Se comprometió el patrimonio: Fiscal

José Pereira, presidente interino de Citgo.

El presidente interino de Citgo, la filial estadunidense de la estatal Petróleos de Venezuela S.A., fue detenido por presuntos delitos de corrupción relacionados con la firma de contratos, anunció la Fiscalía General venezolana.

El fiscal general Tarek William Saab dijo en rueda de prensa que seis altos gerentes, entre ellos su actual presidente José Pereira, fueron arrestados por supuestamente facilitar la suscripción de contratos en condiciones desventajosas para Citgo, que opera tres refinerías en Illinois, Texas y Luisiana con una capacidad de 749 mil barriles por día.

Los seis fueron acusados de malversación de fondos públicos, asociación para delinquir y legitimación de capitales, entre otros delitos.

Los otros cinco detenidos fueron identificados como Tomeu Vadell, vicepresidente de Operaciones de Refinación; Alirio Zambrano, vicepresidente y gerente general de la Refinería Corpus Christi; Jorge Toledo, vicepresidente de Suministro y Comercialización; Gustavo Cárdenas, vicepresidente de Relaciones Estratégicas con Accionistas y Gobierno, y José Luis Zambrano; vicepresidente de Servicios Compartidos.

Los detenidos tienen relación con un contrato de refinanciamiento de deuda por una suma de hasta 4 mil millones de dólares con dos compañías de fondos de capital de riesgo. Estos son José Ángel Pereira Ruimwyk, presidente de la compañía; Tomeu Vadell, Alirio Zambrano, Jorge Toledo, Gustavo Cárdenas y José Luis Zambrano.

El presidente de Citgo, José Ángel Pereira, que está entre los detenidos, fue mencionado en febrero de 2014 por WikiLeaks como informante de la embajada de Estados Unidos en disputa con Exxon Mobil y Conoco Phillips por el caso Cerro Negro.

El fiscal general indicó que espera que sean capturadas otras personas próximamente.

“Aquí se comprometió el futuro de nuestra filial  y el patrimonio de nuestro país”, señaló Saab.

Entre las irregularidades detectadas destaca la firma el 15 de julio de un acuerdo para refinanciar los programas de bonos 2014 y 2015 por hasta 4,000 millones de dólares. Los involucrados habrían ofrecido información confidencial al menos a un competidor, informó Saab.

El documento establecía condiciones de préstamo “leoninas y desfavorables” para PDVSA, ofreciendo como garantía a la propia Citgo, lo que ponía en riesgo la estabilidad de la empresa, agregó.

Imprimir