Monreal, a pierna suelta

Pepe Capitalino

Monreal, a pierna suelta
Ahora resulta que Ricardo Monreal se irá de la delegación Cuauhtémoc el próximo mes porque quiere dormir a pierna suelta. El zacatecano aprovechó el festejo de Santa Cecilia, en la plaza Garibaldi, para ponerse a cantar una que otra canción de despedida y de adoloridos. Fue el mismo Monreal quien aseguró que se irá directito a la banca, donde espera tener tiempo para leer y escribir sin preocupación alguna. Incluso asegura que prefiere quedarse a radicar por un tiempo en la Ciudad de México, pues cree que no es momento de regresar a sus terruños, en Zacatecas. Nadie le creyó al delegado, y menos su círculo cercano, que conoce sus estrategias. En los pasillos de la Cuauhtémoc y del partido Morena se dice que el doctor ya fue convocado para tomar la batuta de la campaña del mesías López Obrador a la presidencia de la República, un cuento más creíble que lo de irse de descanso. Lo cierto es que Monreal se doblegó ante AMLO y ahora le tendrá que hacer la chamba que otros no le pueden hacer.

Ley de Reconstrucción, no hay para cuándo
En la Asamblea Legislativa ni siquiera los diputados pro Mancera se logran poner de acuerdo para la aprobación de la Ley de Reconstrucción, que está impulsando y apurando el Jefe de Gobierno de la Ciudad de México. Nadie logra destrabarla. Y por tal motivo, en las oficinas de la ALDF, se ha escuchado discutir a los perredistas Leonel Luna y Mauricio Toledo con el panista Jorge Romero y el priista Israel Betanzos, puesto que estos dos últimos aseguran que faltan algunos puntos por razonar y por amarrar en cuanto a la iniciativa que envió el Ejecutivo local. Mientras tanto los legisladores morenistas ya advirtieron que “habrá sorpresas” si aprueban la ley. Por lo pronto los morenos ya comenzaron una campaña de información en la que a través de volantes, aseguran que la administración capitalina pretende endeudar a la CDMX sin ser necesario. Habrá que esperar para ver en qué termina esta novela que ha paralizado los trabajos legislativos un par de semanas… y puede que sean más.

El oportunismo de Xóchitl
La que confirmó que es buena para la grilla, pero malísima para gobernar, es la delegada de Miguel Hidalgo, Xóchitl Gálvez. Otra vez, como ya lo habíamos adelantado en este espacio, salió reprobada en la última evaluación de su gobierno. La delegada panista quiso ser candidata a jefa de gobierno abanderando a cualquier instituto o coalición que se dejara embaucar: PAN, Morena o Frente, pero mostró que además de ineficiente no es confiable. Ahora nos cuentan, y desde su propia trinchera, que la hidalguense le está volviendo a cerrar el ojo a Claudia Sheinbaum, para tratar de conseguir un lugar en su equipo y seguir viviendo del presupuesto, salió igualita que sus mentores Vicente Fox y Martha Sahagún, mucho ruido y pocas nueces. Lo cierto es que mal haría la izquierda en cobijar a una ultraderechista que se asocia con fascistas como Arne Aus den Ruthen, su corrupto excity manager en Miguel Hidalgo.

 

PepeCapitalino@gmail.com
@PepeCapitalino

Imprimir

Comentarios