Agua azul y Texcoco: dos ejemplos extremos - David Gutiérrez Fuentes | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Miércoles 22 de Noviembre, 2017
Agua azul y Texcoco: dos ejemplos extremos | La Crónica de Hoy

Agua azul y Texcoco: dos ejemplos extremos

David Gutiérrez Fuentes

Agua Azul resucita con palas, picos y organización

Hace unos días en el estado de Chiapas se dio un fenómeno que causó indignación: en las Cascadas de agua azul se redujo drásticamente la afluencia de agua. Varios videos y fotografías las mostraron casi secas, sin las imponentes caídas que atraían a una gran cantidad de turistas. El gobierno estatal y federal formaron una comisión de expertos, quienes diagnosticaron que les llevaría veinte días establecer un dictamen que les permitiera trabajar en la recuperación. De manera paralela, pobladores de la zona, muchos de ellos ejidatarios que viven del turismo y que conocen las peculiaridades de su entorno, se dieron a la tarea de reencauzar uno de los brazos del río mediante la remoción de troncos, ramas y basura. Palas, picos y una buena organización fueron suficientes para que las aguas volvieran a tomar su cauce y las cascadas recuperaran su belleza.

Como era de esperarse, algunos medios, quizá con un buen sentido editorial, aprovecharon el hecho para contrastar dos maneras de enfrentar un problema: el de la burocracia que se da casi tres semanas para diagnosticar un asunto grave y a partir de ahí trazar un plan de rescate que costaría varios millones de pesos y llevaría tres meses de trabajo, y el de la población que movida por la necesidad se organiza y trabaja en un rescate exitoso, al que más adelante se involucraron otros actores y que en buena medida se originó por la deforestación de los alrededores. Aunque desde luego la burocracia que tiene puesto el ojo para privatizar el agua y se premia con regularidad, aprovechó la entrega del Reconocimiento Gonzalo Río Arronte, para colgarse medallitas como dio cuenta un boletín de Notimex.

Texcoco muere con tecnología de
punta y la dolariza que nos sobra

Del otro lado de la moneda, se encuentra el multimillonario proyecto del aeropuerto en el lago de Texcoco. Ese que sigue su marcha y que algunos vivales quieren “blindar” porque se trata de otro negocio de carácter urgente para las constructoras que constituyen una mafia que dicta la política en muchos países.

Sin tomar en cuenta que había mejores lugares que implicaban menos impacto al entorno ecológico como Tizayuca para reubicar al aeropuerto, sin considerar que los sismos que hemos padecido en la ciudad de México son una fuerte llamada de atención que evidencia la depredación ambiental de la que ha sido objeto el Valle de México, sin pensar en la terrible escasez de agua que enfrenta la zona oriente de la capital y con estudios grotescos de impacto ambiental, los ingenieros del NAICM presumen tecnología de punta para terminar de secar la cuenca del lago de Texcoco con el fin de poner las capas de asfalto que requieren las pistas. Mediante “tecnología de punta” lograrán la “hazaña tecnológica” de secar en ocho meses lo que a la naturaleza le llevaría diez años en un proceso, se justifican, que de cualquier forma no se puede detener (aunque hay proyectos que sostienen lo contrario) y, colijo, mucho menos revertir.

Así lo explica la nota titulada “Aceleran hundimiento de pistas del NAICM; no esperarán 10 años”, de la compañera Denisse Mendoza: “El hundimiento del terreno, algo bien conocido por los habitantes del oriente de la zona metropolitana capitalina, es otro factor a considerar. Los ingenieros a cargo de la construcción no tratarán de evitarlo, sino que lo acelerarán. Antes de que quede terminado el aeropuerto se provocará artificialmente el hundimiento que de manera natural hubiera tardado 10 años.”

En el primer caso la sociedad organizada no pidió permiso e inició las labores de rescate de las cascadas, en el segundo todas las voces de advertencia de la atrocidad ecológica que se pretende cometer han sido sistemáticamente ignoradas, incluidos los proyectos de rescate integral del lago que se han hecho en diversos periodos de la historia reciente.

* * *

Letras al pie

El frente ciudadano es, insisto, un Frankenstein que mueve a la risa. Por un lado se empeña en la elección de un candidato a presidente y una candidata a la CDMX por dedazo, convirtiendo en víctimas a Moreno Valle, Graco, Albores, Mancera y revictimizando a Margarita Zavala; por otro, lanzan propuestas que envidiaría Nicolás Maduro y que le dieron pretexto a Calderón para disparar misiles contra AMLO en lugar de hacerlo contra quien le disputa el control del PAN. Mientras tanto en su martirio Mancera demuestra que más que candidato a la presidencia, puede ser un buen sucesor de Cantinflas, échele un vistazo a sus palabras recuperadas por El Universal: “Si el Frente no se consolida, no pudiera ser lo que nosotros estamos pensando, lo que estamos aspirando a que se consolide y a que sea, y si hubiera una invitación concreta del PRD sin ninguna duda estaremos apoyando al PRD.” ¿Le entendió? Yo no.


dgfuentes@gmail.com

Imprimir

Comentarios