Desaparecidas: alerta constante - Wendy Garrido Granada | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Martes 28 de Noviembre, 2017
Desaparecidas: alerta constante | La Crónica de Hoy

Desaparecidas: alerta constante

Wendy Garrido Granada

Durante dos horas no supimos del paradero de mi sobrina de 12 años. Salió a comprar a una tienda de telas y no regresó inmediatamente a casa. No estaba con sus amigos, ni familiares cercanos y no traía su celular. Todos en la familia nos alertamos. Su mamá estaba llorando, su primita menor de 6 años estaba tan preocupada como todos. Me dijo: “Tía, ¿crees que Sara se haya lastimado y por eso no regresa?”. Traté de calmarla, pero yo también me preguntaba por qué no llegaba y también temía lo peor. 

Salimos a buscarla. La hallamos platicando con una de sus conocidas en un local comercial, totalmente distraída y sin darse cuenta del paso del tiempo. Supongo que los niños y adolescentes son así. Seguramente en otros países no hacen tanto alboroto ni se alertan tanto si una menor de edad sale más horas sin avisar.

Pero en México desaparecen 48 personas diariamente, dos cada hora. El país se ha convertido en un territorio hostil y peligroso, tanto que un descuido propio de una niña de 12 años puede generar un nivel de angustia y obligarnos a recordar casos indignantes y horrorosos como el de Diana Paulina, de 13 años, que fue torturada, violada, asesinada y hallada hace menos de una semana en una carretera en Chilapa, Guerrero. O Rubí, de 12 años, desaparecida y hallada semidesnuda, asesinada y violada.

Y está también, el caso de Mariana de 18 años asesinada en una carnicería en Ecatepec cuando salió a comprar a la tienda a menos de 200 metros de su casa.

Hay tantos casos de feminicidios y de desapariciones, que 25 por ciento de las desapariciones de niñas y adolescentes han ocurrido en el Estado de México, según detalla una nota de Reforma. En la cual también el director de la Red por los Derechos de la Infancia en México explica que 6 de cada 10 desaparecidos son mujeres menores de edad. Asimismo, las adolescentes entre 15 y 17 años de edad son el principal blanco de las redes criminales dedicadas a la trata de personas.

El 2016 fue el año más trágico en cuestión de desapariciones de niñas, niños y adolescentes, pues son casi 24 por ciento del total de las desapariciones que se registraron en ese año, con base a los datos de la Secretaría de Gobernación.

Actualmente México implementa la Alerta AMBER, un sistema de notificación de menores de edad desaparecidos, que se emite en diversos medios de comunicación como televisión, radio, redes sociales, pantallas electrónicas, mensajes en celulares para hallar lo más rápido a los menores, pues los expertos consideran que las primeras horas siempre son vitales.

Y sin embargo, muchas veces no es emitida rápidamente ni se realizan los protocolos adecuados. Urgen también otras medidas que faciliten tanto la denuncia como la investigación y seguimiento adecuado para que miles de niñas, niños y adolescentes logren ser rescatados antes de sufrir otros tipos de violencia o sean brutalmente asesinados.

A México le urge proteger y garantizar la vida de los menores de edad. Un Estado que falla en proporcionar las garantías más básicas como la seguridad no está cumpliendo con su tarea fundamental. No podemos acostumbrarnos a sobrerreaccionar y vivir en un estado de alerta constante.

@wendygarridog

wengarrido@gmail.com

Imprimir

Comentarios