Alergias alimentarias, frecuentes y peligrosas | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Martes 28 de Noviembre, 2017

Alergias alimentarias, frecuentes y peligrosas

Las reacciones alérgicas suelen presentar las primeras manifestaciones entre los primeros 30 a 60 minutos o antes.

Alergias alimentarias, frecuentes y peligrosas | La Crónica de Hoy
Alimentos que pueden causar alergia alimentaria

¿Cómo se desarrolla una alergia alimentaria?

Existen varios factores de riesgo como pueden ser una predisposición genética, antecedentes familiares de alergia o atópicos, deficiencia de vitamina D, un bajo consumo de ácidos grasos poliinsaturados u Omega-3, el uso excesivo de antiácidos estomacales, que reducen la digestión de las proteínas causante de la alergia también llamadas alérgenos obesidad, entre otro.

¿Qué es una alergia?

En ocasiones se confunden una alergia alimentaria con la intolerancia a ciertos alimentos. Pero aunque comparten similitudes, como que provocan efectos nocivos en el organismo a causa de la ingesta de determinados alimentos, no son iguales.

Las alergias se producen por una respuesta inmunológica alterada a los alimentos, mientras que en las intolerancias no interviene el sistema inmunológico.

Las alergias alimentarias se dan por un fallo en la tolerancia inmunológica por factores como la carga genética de las personas, el estado de la barrera de la mucosa intestinal, la edad o el tipo, la cantidad y la forma de presentación del alimento, entre otros.

Después de la ingesta de ciertas moléculas o proteínas que contiene los alimentos llamadas alérgenos se activan los mecanismos de defensa del cuerpo para combatir estas proteínas que el cuerpo no reconoce y por lo tanto no es capaz de procesar y digerir.

Las reacciones alérgicas suelen presentar las primeras manifestaciones entre los primeros 30 a 60 minutos. “Estas reacciones pueden implicar a uno o varios órganos, incluidos la piel, la boca y labios, el tracto digestivo, el respiratorio y el sistema cardiovascular”, y la gravedad depende de la respuesta inmunológica de cada persona, de la reactividad del órgano afectado y de las características del alérgeno.

Factores externos como la toma de medicamentos antiinflamatorios esteroideos, la realización de ejercicio físico o el consumo de alcohol pueden agravar las reacciones.

Las principales manifestaciones pueden presentarse juntas o de forma aislada y son:

  • En la piel: Es la reacción más frecuente y se manifiesta por urticaria y fuerte comezón.
  • Inflamación de mucosas de la boca y de la faringe: Se presenta inflamación en los labios y comezón en la boca, lengua y garganta y pueden llegar a producirse broncoespasmos que en caso de reacciones alérgicas graves o anafilaxis pueden ser tan graves que pueden ocasionar la muerte.
  • Aparato digestivo: Incluyen diarrea, dolor abdominal, vómitos y náuseas.
  • Otras reacciones pueden ser comezón e hinchazón de los ojos y cara, escurrimiento de nariz o rinorrea, dificultad para deglutir (tragar), mareos y desmayo.

Cualquier alimento es capaz de provocar una reacción alérgica, no obstante, existe un grupo de ocho alimentos que la ocasionan con mayor frecuencia, estos son: leche de vaca, huevo, nueces, cacahuates, soya, trigo, mariscos y pescado.

Es muy importante atender una alergia alimentaria de preferencia en una clínica u hospital, para evitar llegar a un estado de choque que pueda llevar a la muerte.

Para prevenirlo es importante que toda persona conozca a qué es alérgica y evite comer ese alimento durante toda su vida. Una parte fundamental de estas dietas no solo es eliminar el consumo del alimento sino también cualquier otro que para su preparación requiera de algunos de aquellos. Resulta importante la lectura de etiquetas de los alimentos ya que permite identificar dentro de la lista de ingredientes las sustancias que pueden generar reacciones adversas tras su ingestión.

También es importante tener siempre a la mano medicamentos rápidos para evitar el avance de los efectos de la alergia. Estos se venden en farmacias sin necesidad de receta médica.

 

Imprimir