El Instituto de Investigaciones Biomédicas en el Sector Salud - Consejo Consultivo de Ciencias | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Miércoles 29 de Noviembre, 2017
El Instituto de Investigaciones Biomédicas en el Sector Salud | La Crónica de Hoy

El Instituto de Investigaciones Biomédicas en el Sector Salud

Consejo Consultivo de Ciencias

Dr. Gerardo Gamba

La nueva Unidad Periférica del Instituto de Investigaciones Biomédicas (IIB) de la UNAM, localizada en el Instituto Nacional de Cardiología Ignacio Chávez (INCICH), fue puesta en marcha en días recientes por el Rector de la Universidad y el Secretario de Salud, Dres. Enrique Graue y José Narro, respectivamente. Escribo al respecto porque el asunto se presta para comentar dos razones por las que me parece que fue un evento relevante para la investigación en salud.

Primero, se agrega una Unidad Periférica más del IIB, en un Instituto Nacional de Salud. Esto que parece tan natural y que en otras latitudes es una combinación común, en donde los laboratorios universitarios interesados en temas médicos se encuentran localizados en las instalaciones de diversas Instituciones hospitalarias de investigación, en México nos ha llevado mucho tiempo lograr, dado el origen administrativo tan diferente que tienen las Universidades y los Institutos Nacionales de Salud.

Por años se ha mantenido una interacción muy clara entre la UNAM y el Sector Salud en el ámbito de la enseñanza, ya que más de la mitad de la licenciatura de medicina y prácticamente la totalidad de las especialidades médicas se llevan a cabo en los hospitales.  Sin embargo, no se había desarrollado una interacción en la que existan laboratorios de investigación universitarios en las instalaciones de los Institutos Nacionales de Salud, como ha ocurrido en los últimos años. No omito reconocer que de años atrás existen Unidades Universitarias de la Facultad de Medicina de la UNAM en algunos Hospitales Generales, que desarrollan por supuesto investigación, pero en el ámbito de hospital general y con objetivo primordial de la enseñanza. En este caso me refiero a Unidades de un Instituto de Investigación de la UNAM, dentro en un Instituto de Investigación del Sector Salud, es decir, unidades cuya finalidad primordial es potenciar la Investigación.

La primera Unidad Periférica del IIB en un Instituto Nacional de Salud fue la Unidad de Genética de la Nutrición comandada por el Dr. Antonio Velázquez, cuyo funcionamiento inició en la década de los años 80s del siglo pasado, en asociación con el Instituto Nacional de Pediatría. Esta Unidad fue pionera, sin embargo, todavía mantenía cierta barrera entre la UNAM y el Instituto. La Unidad se localiza en un edificio de la UNAM, contiguo al Instituto de Pediatría y en la Unidad labora gente de la UNAM, que en principio no tiene actividad clínica en el Instituto de Pediatría. De cualquier forma, fue el primer acercamiento entre el IIB y un Instituto Nacional de Salud, que abrió las puertas a las que siguieron.

En la década de los 90s, el Dr. Carlos Larralde, entonces Director del IIB tuvo la visión de iniciar Unidades Periféricas del IIB en Institutos Nacionales de Salud, pero en esta ocasión, localizadas dentro de las instalaciones del propio Instituto y con investigadores originados en dicho Instituto, que tuvieran actividades clínicas-asistenciales, de manera tal, que se acercara en forma natural la investigación universitaria a la investigación clínica. Así, se inició en esa década la Unidad de Fisiología Molecular en el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán, la Unidad de  Investigación en Cáncer en el Instituto Nacional de Cancerología y la Unidad de Investigación en Neurociencias en el Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía Manuel Velasco Suarez. Estas unidades han sido muy exitosas a lo largo de los años para llevar la investigación universitaria al ámbito clínico y ha provisto a la Universidad con una oportunidad enorme de vinculación con el sector salud. Las tres unidades crecieron en forma importante y han sido altamente productivas. Esto permitió también crecer al IIB en forma horizontal ya que ahora más del 20% de su plantilla de investigación está fuera de la Ciudad Universitaria.

La segunda razón es comentar que el nacimiento de la nueva Unidad Periférica del IIB en el INCICH ocurrió como todos quisiéramos ver que las cosas pasaran para bien de la ciencia en México. Por iniciativa de la Dra. Patricia Ostrosky, actual Directora del IIB, del Dr. Enrique Graue, cuando era Director de la Facultad de Medicina y del Dr. Marco Antonio Ríos, actual Director General del INCICH, se decidió aprovechar un edificio del Instituto de Cardiología, que por diversas razones quedó vacío, para adecuarlo a laboratorios de investigación que permitieran el desarrollo de una nueva unidad universitaria. El INCICH puso el edificio, mientras que la UNAM puso la obra interna para hacer los laboratorios. Entre ambos pusieron recursos para equipo y para el personal. La nueva unidad cuenta con nueve laboratorios de investigación, tres del IIB, tres de la Facultad de Medicina y tres del Instituto de Cardiología, en el que convivirán día a día investigadores en ciencias básicas y clínicas interesados en problemas de salud cardiopulmonares y renales. Esta es la combinación ideal para promover la investigación traslacional en medicina, que requiere de la observación básica con desarrollo de vanguardia, del cual pueda estudiarse su aplicabilidad clínica y potencial innovador hacia problemas de salud.

Para terminar de hacer las cosas bien, el IIB contrató a investigadores jóvenes con todas las credenciales que auguran un futuro exitoso en investigación. Se trata de investigadores que obtuvieron un doctorado en la propia UNAM, con mención honorífica y que posteriormente emigraron por varios años a Universidades extranjeras en las que realizaron flamantes posdoctorados y que han acumulado una productividad de muy alto nivel, pocas veces visto para su temprana edad. Estos jóvenes inician su carrera como investigadores en México, como la gran mayoría de nosotros hubiéramos deseado haberlo hecho. Felicidades a la UNAM y al Instituto de Cardiología por este ejemplo de planeación para un futuro mejor.

Director de Investigación, Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán

 

Imprimir

Comentarios