Violencia simbólica, otra forma de violencia contra las mujeres - Ma. del Rocío Pineda Gochi | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Miércoles 29 de Noviembre, 2017
Violencia simbólica, otra forma de violencia contra las mujeres | La Crónica de Hoy

Violencia simbólica, otra forma de violencia contra las mujeres

Ma. del Rocío Pineda Gochi

En el marco del pasado Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer y en apoyo a la campaña de activismo contra la violencia de género, seguiremos insistiendo y utilizando todos los medios a nuestro alcance para evidenciar que es imperativo utilizar todos los instrumentos con los que cuenta el Estado para erradicarla.

Es tan grande y multifactorial el fenómeno de la violencia contra las mujeres y niñas, que cuando se analiza y trata de resolver, damos cuenta que deviene de un entramado social y visiones androcéntricas que se encuentran materializadas en nuestros sistemas de valores, en las prácticas culturales, las costumbres y nuestra subjetividad, tanto individual como colectiva.

Estas maneras de ver e interpretar al mundo nos imposibilitan dimensionar que las mujeres estamos indefensas ante la enorme lista de formas en que se ejerce la violencia.

La crudeza de las cifras descritas en infinidad de estudios empíricos, las estadísticas oficiales —y extraoficiales—, las investigaciones científicas, las defunciones, los feminicidios, las violaciones, los golpes, el maltrato, las humillaciones, las violaciones, el acoso y la denigración, no han logrado permear en la conciencia colectiva, ni mucho menos mover las fibras sensibles de quienes ejercen violencia, de que ser mujer bajo estas condiciones es sumamente complejo, y nos pone en total desventaja.

Es por ello que tenemos la obligación de informar y describir cada una de estas formas de violencia, para que tanto hombres y mujeres conozcamos que la violencia no es sólo física y psicológica. Dentro de todo este abanico existe la violencia simbólica, que es una de las formas silenciosas —difícil de distinguir y percibir— que naturaliza situaciones y legitima acciones cotidianas, que muchas veces son el origen de los otros tipos de violencia.

De acuerdo con el sociólogo Pierre Bourdieu, la violencia simbólica se da en una relación social cuando el “dominador” ejerce un modo de violencia indirecta, y no físicamente directa en contra de los “dominados”, los cuales no la evidencian o son inconscientes de dichas prácticas en su contra. Refiere que son estrategias construidas en el contexto de esquemas asimétricos de poder, caracterizados por la reproducción de los roles sociales, estatus, género, posición social y categorías cognitivas.

Bajo estos preceptos, esta violencia se manifiesta en patrones estereotipados, mensajes, valores, íconos o signos para transmitir y reproducir la dominación, la desigualdad y la discriminación, naturalizando la subordinación de la mujer en la sociedad.

En la actualidad, es en el lenguaje y principalmente en los medios masivos de comunicación, como la televisión y el internet, donde se da este tipo de violencia a través de: la cosificación sexual o tratar a las mujeres como objetos sexuales; la publicidad sexista —marketing y comunicación— a través de imágenes que contienen estereotipos de los roles de género; el lenguaje procaz que denigra, ningunea y alimenta practicas machistas; la segmentación de mercados por género; la hipersexualización de las niñas, que termina con su infancia; y el sexismo en el lenguaje político, entre otras formas de violencia.

Todos estos tipos de violencia requieren de un tratamiento particular, y es fundamental que tengamos mayores marcos normativos que los regulen y los sancionen. Pero, principalmente, tenemos que educar a las nuevas generaciones desde los niveles básicos e informar a la sociedad en general para que tomen conciencia de la magnitud del daño que ocasionan. En la medida en que hagamos un análisis introspectivo, nos informemos y capacitemos a las demás mujeres, podremos lograr mayor conciencia social y sumar a la lucha para eliminar todas las formas de violencia desde su raíz.

Senadora de la República

Michoacán de Ocampo

@RocioPinedaG

Imprimir

Comentarios