Destape de Meade: Frente desplaza a Frente - David Gutiérrez Fuentes | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 30 de Noviembre, 2017
Destape de Meade: Frente desplaza a Frente | La Crónica de Hoy

Destape de Meade: Frente desplaza a Frente

David Gutiérrez Fuentes

Después del destape y madruguete de Meade, instrumentado por Videgaray y que le valió un arrebato de unas cuantas horas a Peña Nieto: “Andan bien despistados todos. Yo creo que el PRI no habrá de elegir a su candidato, seguro estoy, a partir de elogios o aplausos”, quedó claro que el único despistado era el propio presidente.

Con el destape de Meade se formaliza un frente de viejo cuño, de por lo menos dieciocho años, que ha amafiado la “alternancia” sexenal de un grupo de tecnócratas que fingen ser opositores pero que en realidad forman parte de un organizado Club de Tobi.

Meade no será el candidato único del PRI, sino del PRI y de la fracción “rebelde” del PAN que encabeza un nutrido grupo afín a Calderón y que con mucha probabilidad avalará el oportunista de Vicente Fox para conservar su pensión, más los partidos parásitos que se adhieran al “proyecto” continuista de este tecnócrata que ya prometió proseguir con la política de Peña Nieto. Este madruguete en el que simbólicamente el presidente dejó de ser el “fiel de la balanza”, le cayó como balde de agua fría al Frente “Ciudadano” por México que se está descuartizando a sí mismo y corre el riesgo de no concretarse, gracias a la codicia y estulticia demostrada por algunos de sus promotores, como Mancera, un administrador que se jacta de no hacer política y que puso en manos de grupos inmobiliarios al gobierno de la Ciudad de México a quienes les permitió violar todo tipo de disposiciones en materia de construcción y ahora les regaló una ley a modo para que reconstruyan con más pisos edificios que vendieron carísimos y se vinieron abajo mientras los “damnificados” se endeudarán pagando “incentivos fiscales” sobre las ruinas. Después de todo los recursos de la reconstrucción representan una jugosa bolsa que corre el riesgo de manejarse electoreramente en el 2018.

Equivocarse en predicciones políticas es muy común, pero yo veo dos escenarios de corto plazo posibles: a) cuaja esa gelatina de ideologías a la brevedad; b) se diluye y PAN y PRD irán con candidatos muy debilitados a una lucha electoral a enfrentarse con Morena y el PRI-PAN Calderonista. Si prospera el escenario b, cerca de la contienda, y después de una considerable dilapidación de recursos, las pirañas sobrevivientes declinarán por quien abandere las preferencias y les permita seguir viviendo del presupuesto.

La renuncia a la presidencia del PRD que debe acatar Alejandra Barrales por disposición del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, quizá precipite el destino final de un Frente Ciudadano que se sigue desmoronando y la puntilla se la dio el destape del candidato del Frente PRI-“Rebeldes panistas”.

Lo que es un hecho es que tanto en el PRI como en Morena los jugadores se disciplinan y se darán con todo. Por un lado el mártir de la democracia Ricardo Monreal se reconcilia con su partido para jugársela con AMLO y por el otro, Osorio Chong sale al paso de las especulaciones y aparece en una foto sonriente al lado del tecnócrata que destapó Videgaray.

Y para quienes andan asustando con el petate del muerto con la “venezualización” del país en caso de un triunfo de Morena, es suficiente con ver a los desertores del PRD que son arropados por este partido y las alianzas que tejen sus virtuales candidatos a la menor provocación: Claudia Sheinbaum, por ejemplo, ya exoneró a Ebrard y presume fotografías al lado de Elvira Daniel Kabbaz. No está mal, pero que no se inmolen con el discurso de la pureza y las causas ciudadanas porque les puede salir caro.


dgfuentes@gmail.com

Imprimir

Comentarios