Inicia la operación cicatriz

Cecilia Téllez Cortés

A  unas horas de la sesión de la Comisión de Política Permanente del PRI, dos políticos atrajeron los reflectores: el virtual candidato a la Presidencia de la República por el tricolor, José Antonio Meade, y el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong.

La ausencia ayer ​del hidalguense en la gira que realizó el presidente Enrique Peña Nieto a Coahuila para encabezar un evento relacionado con temas de seguridad -en este caso para abanderar  una brigada de policía militar así como una unidad habitacional para integrantes de las Fuerzas Armadas- desató la especulación  respecto a qué tipo de evento podría tener el encargado de la política interior que no participó de la gira presidencial en la que incluso estaba el Comisionado Nacional de Seguridad, Renato Sales.

Otra ausencia marcada de Osorio Chong fue la registrada el pasado lunes cuando no estuvo para atestiguar el relevo en Hacienda y Pemex a pesar de que normalmente acudía a esas ceremonias en las que se toma juramento a los nuevos integrantes del gabinete.

​ Estaba en el CMN Siglo XXI.​

Todo ello alimentó la especie de una posible molestia de parte de una fracción de priistas que no ven con buenos ojos  que un no militante  o simpatizante como Meade sea el ungido para la Presidencia de la República, aunque a final de cuentas –lo sabemos- los priistas se disciplinan y respetan los usos y costumbres del tricolor y de inmediato ofrecen su respaldo.

Tal fue el caso del propio Osorio Chong. Apenas se conoció de viva voz, porque ya se sabía desde antes, su intención de inscribirse para ir en pos de la candidatura presidencial del PRI, el propio hidalguense tejió los primeros esbozos de la “operación cicatriz”, al externar, vía Twitter, su respaldo a Meade en su aspiración de buscar la candidatura presidencial por el tricolor.

Y con este antecedente llegamos hasta ayer cuando Meade y Chong acordaron una comida al filo de las cuatro de la tarde en un restaurante cercano al Monumento a la Revolución. La  reunión fue de dos de los cuatro secretarios que hace más de un mes puso como finalistas Emilio Gamboa Patrón y en las que se pensaba que Chong -priista de hueso colorado- sería el elegido porque además así se mencionaba en diversas encuestas.

En mangas de camisa y tras casi dos horas de compartir el pan y la sal, bueno, en este caso fue un menú compuesto por escamoles, chuletón a las brasas, jamón ibérico y queso manchego y refrescos, ambos políticos declinaron hacer  declaraciones. Posteriormente, en un tuit, Osorio Chong calificó de “muy buena plática la sostenida con Meade” y mencionó que el diálogo tuvo como tema central México. De igual forma, subrayó que en el PRI prevalecerá la unidad.  

Sortear la salida les llevó unos minutos. Se despidieron de Luis Sánchez, coordinador de los perredistas en el Senado y a su paso se retrataron con Lorena Martínez, secretaria general del Movimiento Territorial, quienes —en mesas distintas— se encontraban en el restaurante.

De a poco, ambos se abrieron paso en medio de un numeroso grupo de informadores. Apenas cruzaron el umbral de la puerta y descendieron por la breve escalinata Chong preguntó: ¿El coche del candidato? Se le hizo una seña de que el vehículo estaba próximo. Un apretón de manos y breve abrazo selló el encuentro. Ninguno respondió la andanada de preguntas de los informadores. Al momento de culminar su abrazo, Chong dijo a Meade: “Una cosa sí te digo, a varios de ellos (señaló a la prensa) te los vas a encontrar muy seguido”.

Y para quien, como Manlio Fabio Beltrones, quien ya ofreció su apoyo a Meade, piensa que no se requiere cicatrización porque no hay herida ¿por qué motivo anunció que las candidaturas varias del 2018 serán mayoritariamente para priistas, no para simpatizantes?

ENTRESIJOS. En el torbellino político de estos días, el Jefe de Gobierno capitalino asegura no solo que el Frente Ciudadano está sólido, sino que es necesario un gobierno de coalición que pondere el interés colectivo al personal. Nos cuentan que con la ayuda de su equipo, entre ellos Luis Serna y Héctor Serrano, Miguel Mancera sumará más apoyos cada día para fortalecer el Frente Ciudadano y lograr el gobierno de coalición al que aspira…De que la ciudad es insegura, a nadie le cabe duda, pero nos comentan que el  titular de la PGJ CDMX, Edmundo Garrido, adquirió una camioneta Suburban 2017 con nivel de blindaje número 5. Los malosos comentan que estar a buen resguardo es aceptable porque en breve los demás ciudadanos también podrían estarlo y lo deseable —dicen— es que el vehículo esté etiquetado y que el gasto no signifique desvío de recursos de la procuración de justicia.

@cecitellez

cetece@gmail.com

 

Imprimir

Comentarios