¿Habrá pastel?

Pepe Grillo

¿Habrá pastel?

Un día como hoy hace 5 años, Enrique Peña Nieto asumió la Presidencia de México.

Supuso el regreso del PRI a Los Pinos después de doce largos años en la fría banca de la oposición.

Peña lideró la campaña electoral para la Presidencia de principio a fin. Obtuvo un triunfo claro, con más de 3 millones de votos de ventaja sobre el segundo lugar, que fue Andrés Manuel López Obrador.

Arrancará su sexto y último año de gobierno habiendo decidido la sucesión al interior de su partido y con el paquete de reformas estructurales, que son el rasgo sobresaliente de su gestión, operando.

Las cifras negativas en materia de seguridad y la racha de casos de corrupción sobre todo entre gobernadores de su propio partido son retos a vencer en el año que le resta.

 

En los pasillos

Por fin se reunieron consejeros del INE y magistrados del Tribunal Electoral.

No es que hayan respondido así al clamor ciudadano de que los titulares de los organismos electorales se juntaran para afinar criterios, pues suelen tomar senderos divergentes.

Nada de eso. Se toparon por sorpresa en los pasillos de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara y no les quedó más remedio que saludarse.

Ojalá, después de los saludos de rigor, hayan concertado un encuentro para tomarse un cafecito, o los que sean necesarios, y dirimir por qué evalúan un mismo hecho de maneras distintas

 

Una década después

En diciembre del 2006, arrancaron en Michoacán los llamados Operativos Conjuntos, una estrategia para combatir a las bandas del crimen organizado directamente con personal militar.

Desde entonces, soldados y marinos han llevado a cabo miles de misiones en las calles, callejones, cerros y barrancas del país, sin un marco legal que regule sus tareas.

En diciembre del 2017, más de una década después, una Ley de Seguridad Interior ha sido aprobada en lo general en la Cámara de Diputados.

Secretarios de Defensa y de Marina pidieron en todos los tonos, sin tener eco, que los dotaran de un marco legal.

La votación en San Lázaro estuvo contaminada por los jaloneos propios de las campañas políticas, pero habría sido inadmisible seguir esperando.

 

Carabias y Belisario

La doctora Julia Carabias es la primera mujer en más de dos décadas en obtener la Medalla Belisario Domínguez.

Se trata de una presea que otorga el Senado de la República a los ciudadanos mexicanos más eminentes. Se recuerda así el sacrificio del senador chiapaneco opuesto al dictador Victoriano Huerta.

Bióloga por la UNAM, la doctora Carabias es una autoridad mundial en materia de regeneración de selvas tropicales y manejo de recursos naturales.

Fue secretaria de Medio Ambiente en el gobierno de Ernesto Zedillo.

 

 

pepegrillocronica@gmail.com

Imprimir

Comentarios