López Obrador ataca de nuevo a Meade

Miguel Ángel Rivera

Parece que el dirigente y virtual candidato presidencial sigue el viejo consejo de que “el que pega primero pega dos veces”, pues ayer repitió los ataques contra el también casi seguro  abanderado del PRI, el dos veces ex secretario de Hacienda, José Antonio Meade Kuribreña.

López Obrador aseguró que Meade no es la alternativa para México, por ser parte de la “mafia del poder” y por sus vínculos con tres personajes a quienes el dirigente de Morena ha convertido en “aves del mal”, culpables de muchas de las calamidades que enfrenta México: Carlos Salinas de Gortari, Felipe Calderón Hinojosa y Vicente Fox.

Parece una buena estrategia tomar la iniciativa y tratar de demeritar ante el electorado a ese rival político, sobre todo antes de que adquiera más experiencia en el debate y en la polémica a través de los medios.

El problema radica en que, al mismo tiempo que se busca degradar al rival priista, se le ubica como su principal contendiente, a pesar de que se ha tratado de exhibir la supuesta debilidad del tricolor, sobre la base de encuestas que lo ubican en tercer sitio para las elecciones del año venidero.

Claro, también es de tener en cuenta que, además de López Obrador, el exfuncionario del gobierno de Enrique Peña Nieto es el único otro que casi seguramente llegará a las boletas electorales.

La tercera fuerza en competencia sería el Frente Ciudadano por México (FCM), pero a condición de que se mantenga la unidad de los partidos que lo integran, PAN, PRD y MC. El problema es que la candidatura del Frente la disputan dos personajes en aparente igualdad de fuerza: el dirigente nacional del PAN, Ricardo Anaya, y el jefe de Gobierno de la Ciudad de México.

La Cosecha

Mientras se necesite, los militares seguirán en las calles, afirmó el coordinador de los diputados del PRI, César Camacho Quiroz. Al participar en la Feria del Libro en Guadalajara, el legislador reafirmó que la recién aprobada Ley de Seguridad Interior es absolutamente constitucional.

Después de una larga lucha, que empezó durante la campaña electoral y se prolongó casi cinco meses después de las votaciones del pasado 4 de junio, el candidato de la coalición encabezada por el PRI, Miguel Ángel Riquelme, rindió protesta ayer como gobernador de Coahuila, en reemplazo de Rubén Moreira, cuya familia sigue acosada por los partidos de oposición.

En su mensaje de toma de posesión, Riquelme hizo un llamado a la unidad. “La unidad es lo que nos hace fuertes ante la adversidad. Reconciliación es lo que Coahuila necesita para consolidar la construcción de un estado de bienestar para todos. La unidad que brota del corazón de cada coahuilense es a la que hoy convoco”, dijo el nuevo mandatario.

El “Premio Nacional al Buen Gobierno Municipal”, que otorga la Federación Nacional de Municipios de México (FENAMM), fue concedido este año por el alcalde de Guadalupe, Nuevo León, Francisco Cienfuegos Martínez, en reconocimiento a programas innovadores durante su administración de ese municipio de la zona conurbada de Monterrey, orientados a la mejor atención de los ciudadanos.

Con anterioridad, Cienfuegos Martínez recibió reconocimientos de las agencias calificadoras Fitch Ratings y Standard & Poor´s, por mantener finanzas sanas y por las políticas públicas que sostienen el plan de desarrollo de su municipio.

riverapaz@prodigy.net

riparacangel@hotmail.com

Imprimir

Comentarios