El largo plazo de la democracia mexicana - Ricardo Becerra | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Domingo 03 de Diciembre, 2017
El largo plazo de la democracia mexicana | La Crónica de Hoy

El largo plazo de la democracia mexicana

Ricardo Becerra

Ayer, en la FIL de Guadalajara, por supuesto, se presentó el libro Informe de la Democracia Mexicana: en una época de expectativas rotas, que me tocó coordinar durante el último año. Es un volumen que resume 30 años de hechos, datos y cifras del primer periodo largo de México en democracia, un período que ya merece llamarse histórico. Éste es un extracto del prefacio.

“Afirmar que en las últimas décadas México ha vivido —por primera vez en su historia— un periodo democrático, no es una declaración celebratoria ni mucho menos triunfalista. A su modo, cada uno de los textos reunidos aquí está escrito bajo la luz de un espíritu crítico (y hasta pesimista) en un sentido muy profundo. Y es que entendemos que los avances, las conquistas cívicas, políticas o sociales —las más importantes o las accesorias— no sólo son difíciles sino que están en permanente riesgo. Cada logro, cada forma institucional nueva, cada paso adelante en nuestra civilización se haya desafiado, cuestionado, en peligro de retroceso o de ser inoculado. Y es precisamente por eso que estamos obligados a reconocer, valorar y defender cada uno de los avances que con tantos trabajos ha conseguido nuestro país.

“Ubicamos los cambios que ha traído la democracia mexicana y los subrayamos, justo porque los acechan riesgos casi siempre y desde muchos frentes. Y esa es una de las razones que nos llevan a publicar el presente Informe.

“De modo que este volumen —investigación y ensayo a muchas manos— es en realidad una recolección en el sentido más estricto: una búsqueda de datos sobre nuestra vida cívica, política y democrática en las últimas décadas. Datos que abrevan siempre de fuentes oficiales o de fuentes acreditadas para colocarlos en una sola canasta y poder contemplar nuestro presente político con suficiente distancia, observando su larga trayectoria, su zigzagueo, no sólo uno de sus momentos, por brillante o deplorable que sea.

“Lo que el lector tiene en sus manos es pues, un esfuerzo por mirar a través de un arco de tiempo más amplio, más allá de coyunturas, episodios o parajes, de modo que ubiquemos con precisión de dónde venimos, qué ha cambiado, qué libertades en qué medida, qué se resiste, qué es inaceptable para cualquier estándar democrático y —en una síntesis de conjunto— dibujar con realismo, un retrato del largo plazo de la democracia en México.

“Un arraigado reformismo es otra premisa del Informe: nuestra inclinación a creer que las mutaciones políticas, estatales y sociales que ha vivido el país en los últimos 25 años no fueron resultado de la visión de personajes estelares, de un diseño ‘integral’, ni de un gran pacto fundacional que lo redefinió todo para la arena política, sino más modestamente, que los cambios han sido —y seguirán siendo— fruto de la lucha política, de oportunidades contingentes, de las rendijas que abre la realidad, la perseverancia o la inteligencia. Como lo demostrará este Informe, así fue la construcción democrática en México: una suma de novedades y cambios que en conjunto modificaron fuertemente a la realidad, aunque en el camino quedaron tareas irresueltas, metas inconclusas e incluso regresiones de distinta escala, que vuelven a amenazar una y otra vez el camino recorrido.

“Ambos elementos (llamémosle pesimismo metodológico y reformismo histórico) son la materia prima con la que está hecho el presente Informe y son la base para una conclusión general: por supuesto que hay que transformar, cambiar, mejorar, pero siempre a partir de lo que realmente se tiene y nunca actuar como si comenzáramos de cero.

“Hemos querido intervenir en ese debate pero echando mano, en primer lugar, de datos e indicadores que hagan comparable la realidad de los años ochenta o noventa con la realidad de la segunda década del siglo XXI. Nos mueve la convicción de que el pasado —aunque sea reciente— necesita ser explicado y evaluado en sí mismo y no tanto por lo que ocurrió después en las infinitas consecuencias y derivaciones que todo cambio de gran magnitud necesariamente genera y no puede controlar.

“Finalmente. El Informe tiene otra razón de ser, más subjetiva pero no menos importante (para nosotros): todos sus autores (con una sola excepción) son integrantes del Instituto de Estudios para la Transición Democrática (IETD); en distintos momentos, todos han acudido a debatir sobre estos asuntos y los han convertido en una obsesión vital durante 28 años, el tiempo que corre desde la fundación del IETD (1989) hasta el año de la presente publicación.

“Después de tanto tiempo y tantos alegatos, consideramos de simple honestidad intelectual acudir a la plaza pública y proponer un balance de muchos años, como una contribución a la necesidad que nuestra democracia tiene de contar —por una vez— con una historia compartida”.

Informe de la Democracia en México. IETD-Siglo XXI-CONACYT. México, 2017.

Presidente del Instituto de Estudios para la Transición Democrática

ricbec@prodigy.net.mx

@ricbecverdadero

Imprimir

Comentarios