Academia

Crea ILCE doctorado iberoamericano de Tecnologías en Educación

René Asomoza (segundo de izquierda a derecha), refirió que el nuevo doctorado contará con 10 líneas de investigación aplicada a los nuevos escenarios de la comunicación y educación virtual.

El Instituto Latinoamericano de la Comunicación Educativa (ILCE), integrado por 14 países y con sede en México, lanzó la convocatoria para inscribirse a su primer doctorado en Innovación y Tecnologías en Educación, el cual comenzará actividades en enero de 2018.

En entrevista exclusiva con Crónica, el director general del ILCE, René Asomoza Palacio, explicó que el nuevo doctorado se une a la maestría en Tecnología Educativa que imparte el ILCE desde hace 16 años y que se podrá cursar a distancia o de manera semipresencial. Este esfuerzo, en el que participan más de 60 académicos con grado de doctor, está dirigido principalmente a profesores y a periodistas o comunicadores que realicen actividades de divulgación científica o extensión cultural. 

El nuevo doctorado es interuniversitario, ya que participan profesores de diferentes instituciones académicas, y es iberoamericano pues hay profesores de ocho países de América Latina, España y Portugal.

“El ILCE es un organismo internacional, con mucha presencia de países de Centroamérica y algunos de Sudamérica. A lo largo de 61 años de trabajo se ha dedicado a usar la tecnología del momento para innovar modelos educativos y así fue como en 1980 creó la primera maestría latinoamericana enfocada en educación y que se ofreció a distancia, que fue la maestría en Tecnología Educativa. Ese programa se renovó hace aproximadamente un año y medio, y así surgió la propuesta de iniciar un doctorado enfocado en hacer investigación e innovación en comunicación educativa”, explicó el doctor Asomoza, quien anteriormente fue director general del Centro de Investigación y Estudios Avanzados (Cinvestav).

HABILIDADES MULTIMEDIA. El nuevo doctorado contará con 10 líneas de investigación aplicada a los nuevos escenarios de la comunicación y educación virtual. Además de enfocarse en temas de pedagogía, sus participantes pueden desarrollar líneas de investigación enfocadas a la educación en campos como la cultura; el patrimonio sonoro y audiovisual; las tecnologías inmersivas de realidad virtual y aumentada; la accesibilidad audiovisual; el diseño de proyectos, contenidos, formatos audiovisuales interactivos multiplataforma, y la comunicación de la ciencia.

“Estamos conscientes de que actualmente las tecnologías cambian a gran velocidad. Algunas veces se renuevan cada seis meses. Ese es uno de los retos que queremos abordar: cómo se adoptan esas tecnologías para educar y cómo se puede hacer más eficiente el uso de herramientas audiovisuales o sistemas multiplataforma. Tenemos claro que, por ejemplo, los niños aprenden por los contenidos que puedan encontrar en una tableta y por el enfoque que el profesor le dé en clases a esos contenidos, y no por el simple hecho de tener la tableta”, explica el director del ILCE.

El investigador afirma que en el presente el verdadero problema no es encontrar información para apoyar una clase, pues hay abundantes datos y contenidos en internet. El reto verdadero es poder discriminar entra la información veraz y la que no lo es.

“No se trata nada más de fomentar el uso de las tecnologías sino de hacer eficiente su uso en la educación”, añadió Asomoza. 

México, Brasil, Argentina y Chile son ejemplo de países que le siguen apostado a tener, en sus modelos educativos una presencia importante de las tecnologías de la información. Asimismo, países como Colombia, Costa Rica, Ecuador, Honduras y Nicaragua están adoptando rápidamente el uso de esas herramientas en favor de la enseñanza.

“El perfil profesional de quienes estimamos que participarán en el doctorado son personas que tienen estudios en Educación o en Comunicación. También nos interesan las personas que trabajan en la divulgación de la ciencia o de la cultura”, comentó. 

Este posgrado mantendrá su registro y preinscripción hasta finales de diciembre, con una duración promedio de tres años universitarios, con extensión a un cuarto año si fuera necesario para concluir y titularse. Los ciclos escolares serán semestrales, con excepción de los seminarios propedéuticos opcionales y paralelos sobre metodología de investigación experimental en la comunicación educativa que se cursa en tres meses.

Imprimir